Home Actualidad Lorca La nueva área de maternidad del Rafael Méndez se estrenará en septiembre.

La nueva área de maternidad del Rafael Méndez se estrenará en septiembre.

Contará con una sala de reanimación para recién nacidos, otras de post-parto, obstetricia y ginecología, y un control central monitorizado.

0
Compartir
Foto David Giner

La nueva área de maternidad del Rafael Méndez se estrenará en septiembre.

El Hospital General Universitario Rafael Méndez está en obras, pero no por mucho tiempo, ya que estas están llegando a su final. En estos días se están concluyendo los trabajos de equipamiento en el Área de Maternidad que abrirá sus puertas el próximo septiembre. Se ha construido sobre una ampliación a base de vigas de acero que ha permitido recrecer el centro hospitalario en 1.700 metros cuadrados. Estos trabajos se han compatibilizado con la reforma de otros 3.000 metros cuadrados.

Resultado de imagen de nueva maternidad rafael mendezY todo, según la directora del Rafael Méndez, Catalina Lorenzo Gabarrón, «sin que los pacientes se hayan cruzado por los pasillos con los obreros que las ejecutan». Ha sido posible -indicó- con el sellado de puertas, ventanas y cierre con tabiques incluyendo los conductos de climatización de las zonas a reformar. «Las especiales características del hospital -construido en pendiente y con terrazas- ha permitido el acceso del material y los obreros hasta los lugares de las obras desde el exterior, por lo que no ha habido cruce entre enfermos y personal con los que hacían la obra», recalcó Lorenzo Gabarrón.

Mientras se dan los últimos retoques a la nueva zona de maternidad se ponen en marcha nuevas actuaciones que permitirán poner al día espacios que no habían sido renovados desde la inauguración del centro en 1991. «Este verano le toca a una de las plantas de Medicina Interna. Hay que reparar duchas, arreglar desagües y lavabos, pintar, cambiar las puertas… Era imprescindible hacerlo, por lo que aprovecharemos estas fechas en que hay un menor número de intervenciones», declaró la directora del Rafael Méndez.

Imagen relacionadaLas reformas que se vienen acometiendo desde hace algún tiempo contemplan posibles crecimientos de la población. En estos momentos -detalló Catalina Lorenzo- atiende a 173.000 personas del Área de Salud III. La inversión supera -entre equipamiento y obra- los diez millones de euros. Entre las novedades que se han incluido está la renovación de aparataje y mobiliario de todas las zonas reformadas y ampliadas. Se ha buscado mobiliario a medida que se adapte no solo a la construcción, sino a las necesidades que han planteado los trabajadores del centro.

Las reformas en el centro abarcan 3.000 metros cuadrados, y 1.700 de ampliación.

Los colores, estándares, han sido relegados, aplicando nuevas gamas en función del servicio que prestará cada una de las estancias. En la nueva zona de maternidad los violetas aparecen en una amplia variedad de escalas. Desde el intenso morado hasta el malva más cercano al rosa. «No es por casualidad. Se han buscado tonalidades que relajen a la madre y a los bebés», argumentó la matrona y supervisora del Área Obstétrica, Isabel Espinosa. Pero además, los materiales también intentan facilitar la limpieza y el orden. Un ejemplo son los nuevos armarios con el último sistema en cuanto a almacenamiento de medicamentos con códigos. «Un simple vistazo permite detectar al segundo las carencias», añadió Espinosa.

Baños donde no existe plato de ducha, lo que evita las barreras arquitectónicas para las personas que presenten dificultades motoras y un control de monitorización capaz de supervisar las cinco salas de dilatación. «Todo lo que ocurre durante ese periodo es registrado y luego forma parte de la historia de la paciente. Cualquier incidente es contemplado », detalla la gerente del hospital.

Los ambientes se han humanizado y en una de las salas se podrá encontrar como cabecero un árbol de la vida en el que aparece un niño siendo amamantado. Los pasillos son amplio y con luz natural, la que ofrecen los grandes ventanales. Se incluye una nueva sala de neonatología con un incubadora de transporte para prematuros, dos cunas y una bañera, ya que estas últimas desaparecen de los paritorios. Y una sala de post-parto con cuatro puestos polivalentes. La obstetricia y ginecología también se incluyen en maternidad y desaparece de Urgencias.

El área ha sido ampliada con suficiente capacidad para asumir los 4,5 partos que se suceden de media cada día. «Hay cinco salas, pero también se han creado espacios polivalentes que prestarán el servicio que en cada momento se demande», argumentó Catalina Lorenzo. Y se propicia, insistió, en que en todo momento el recién nacido esté con su madre. «Se asegura el contacto piel con piel inmediato y constante entre la madre y el recién nacido». Crecen los paritorios, que pasarán de dos a cinco, pero también los quirófanos que serán nueve a partir del próximo octubre. «Estamos colocando las mesas, lámparas y torres de anestesia que van con anclajes especiales».