Home Actualidad Lorca La procesión del Corpus Christi recorrió varias calles del casco histórico acompañado...

La procesión del Corpus Christi recorrió varias calles del casco histórico acompañado de cientos de niños y fieles.

0
Compartir

La procesión del Corpus Christi recorrió varias calles del casco histórico acompañado de cientos de niños y fieles.

La procesión del Corpus Christi recorrió ayer, domingo, algunas de las principales calles de la ciudad de Lorca y finalizó en la Plaza de España desde donde había partido la comitiva. Al acto religioso acudió, como es tradicional, la Corporación municipal bajo mazas portando el pendón de la ciudad el vicealcalde, Francisco Montiel.

Previamente al inicio de la procesión, en la excolegiata de San Patricio, reinaugurada recientemente tras los terremotos de 2011, hubo una misa concelebrada por los sacerdotes de distintas parroquias presidida por el vicario episcopal, Francisco Fructuoso.

A la procesión del Corpus acudieron ayer centenares de personas, no solo de la ciudad sino también procedentes de distintos puntos de la huerta y pedanías del amplio término municipal.

Tras la misa, el Santísimo Sacramento salió hasta la plaza de España para continuar el recorrido por las calles Santiago, Villaescusa, Juan de Toledo, Lope Gisbert y Alamo hasta llegar a la plaza de España. Este año se ha tenido que cambiar el itinerario de la procesión debido al mal estado en el que se encuentra la calle Selgas por cuyo trazado se hacía habitualmente el recorrido.

El orden de la procesión fue el siguiente: en primer lugar la Cruz Procesional y ciriales. A continuación, iban el guión de San Patricio, los estandartes de las cofradías de Semana Santa con sus ciriales, los niños y niñas que este año recibieron su Primera Comunión, fieles, acólitos con incensario y campanillas, la carroza con el Santísimo, el clero parroquial y vicario episcopal, el palio del Santísimo Sacramento portado por 12 personas, los presidentes de las cofradías de Semana Santa y consejos pastorales, el alcalde, Fulgencio Gil, miembros de la Corporación, representantes de estamentos civiles y judiciales y la banda municipal de música.

La carroza con el Santísimo se fue deteniendo en cada altar durante el tiempo de la incensación. Los coros entonaron los himnos eucarísticos mientras duraba la incensación y continuaron con sus cantos al tiempo que la carroza se ponía de nuevo en marcha. Al llegar la procesión a la excolegiata, el Santísimo fue expuesto en el balcón principal de las salas capitulares y desde allí se impartió la bendición.

Durante dos días al año, la Corporación municipal suele acudir en pleno a los actos religiosos que se organizan. Uno es la festividad del Corpus Christi y el otro, el 8 de septiembre, festividad de la patrona de la ciudad, la Virgen de las Huertas.