Home Actualidad Regional Asesinado a tiros un hombre de 52 años en Aguilas en lo...

Asesinado a tiros un hombre de 52 años en Aguilas en lo que parece un ajuste de cuentas.

Los servicios de emergencias recibieron una llamada alertando de que varios encapuchados habían disparado a un hombre en el Paraje de El Charcón, en Águilas. Su mujer consiguió escapar de los asesinos, el fallecido recibiò al menos siete disparos y era familiar del jefe del clan de la Ndrangheta.

0
Compartir

Asesinado a tiros un hombre de 52 años en Aguilas en lo que parece un ajuste de cuentas.

La Guardia Civil no descarta que detrás de la muerte a tiros de un hombre de 52 años el viernes por la noche en Águilas esté el crimen organizado. Y es que se da la circunstancia de que, según fuentes cercanas, el fallecido es pariente de Giuseppe Nirta, uno de los capos de la mafia calabresa.

Jefe del clan de la ´Ndrangheta y envuelto en el asesinato de seis italianos en Duisburgo, indicaron fuentes cercanas al caso. Nirta era uno de los criminales más buscados de Italia, hasta su arresto en 2008.

El suceso, que tuvo lugar en la noche del pasado Día de la Región, aún tiene muchas sombras. Sobre las diez de la noche, una mujer llamaba al 112 para alertar de que dos encapuchados estaban tiroteando al hombre. Al parecer, se trataba de la compañera sentimental de Nirta.

La pareja se encontraba en la casa de campo que el hombre tenía en la zona de El Charcón, en el municipio costero. La mujer, nerviosa, no pudo precisar a los operarios de emergencias que la atendieron por teléfono qué estaba pasando. Ni siquiera dónde se encontraba su pareja (también de nombre Giuseppe Nirta) ni en qué estado. Y es que la mujer había conseguido escapar de los pistoleros.

Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía Local de Águilas y de la Guardia Civil y una Unidad Móvil de Emergencias del Servicio Murciano de Salud. Los sanitarios sólo pudieron certificar la muerte del italiano.

El cuerpo de Nirta estaba tendido en el suelo y tenía varios al menos siete impactos de bala, uno de ellos en la cabeza. «Lo remataron», indicaron fuentes cercanas.

En la casa del difunto (en una zona de campo apartada del casco urbano la localidad) se podía ver ayer aún el cordón de seguridad. Los investigadores continuaban con su labor in situ, para tratar de encontrar en la vivienda pistas que puedan ayudar a dar con los autores del crimen.

Mientras, los vecinos mostraban su asombro: «Oímos disparos, pero pensábamos que alguien estaba cazando conejos», dijeron. Otro apuntó que vio a tres encapuchados escapar en un coche.

Desde el Instituto Armado apuntaban ayer que no se descarta ninguna hipótesis respecto a lo sucedido, incluida la del robo. Durante el día de ayer se tomó declaración a allegados, especialmente a la mujer que acompañaba a Nirta el jueves, para tratar de esclarecer qué había pasado.

El clan Nirta de la ´Ndrangheta (de la región de Calabria) está involucrado en la matanza de Duisburgo (Alemania), donde en agosto de 2007 fueron asesinadas en la puerta de una pizzería seis personas, de entre 16 y 38 años, de la familia rival, los Pelle-Vottari.

Fuentes cercanas apuntaron que el italiano tiroteado el viernes fue condenado en los años 90 por un tribunal de su país por pertenencia a organización criminal. La investigación sigue abierta.