Home Actualidad Regional El plan infomur participa desde junio en 157 sucesos para prevenir incencios.

El plan infomur participa desde junio en 157 sucesos para prevenir incencios.

0
Compartir

El plan infomur participa desde junio en 157 sucesos para prevenir incencios.

Los más de 500 efectivos que trabajan en la prevención y extinción de incendios han en la Región han intervenido esta temporada -desde el 1 de junio- en 157 sucesos, entre vigilancia, extinción de incendios y rescates de personas. Así lo hizo saber ayer el consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, quien recalcó en un encuentro con agentes medioambientales y pilotos en la Sierra de La Pila que sus labores son «imprescindibles, porque permiten actuar con mayor rapidez y eficacia contra los incendios, evitando así las consecuencias negativas para los montes». Rivera quiso reconocer el «magnífico trabajo» que ayuda a hacer un «balance positivo, porque la mayoría de los incendios han quedado en conatos de menos de 1 hectárea». Según explicó, la cifra de 167 hectáreas quemadas durante el verano no ha sido mayor gracias al trabajo de vigilancia de estos efectivos, así como a la limpieza de montes a lo largo del año.

El Plan Infomur cuenta con más de 500 profesionales y cuatro aeronaves situadas en la Sierra de la Pila (Abarán), Alcantarilla y Zarcilla de Ramos (Lorca) para la época de mayor peligro, desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre. Entre ellas, el helicóptero de coordinación y vigilancia (Acovi) es el encargado de vigilar constantemente las zonas de mayor riesgo de incendio o cuando se dan circunstancias especiales y avisar a emergencias de las posibles incidencias.

«El Acovi tiene un papel fundamental para avisar y que se actúe con rapidez, quiero agradecerles el gran esfuerzo, dedicación y entrega que realizan diariamente las brigadas para proteger nuestra masa forestal y a nuestros ciudadanos», repitió Rivera.

Agentes forestales presentes en la Sierra de La Pila explicaron que el agua necesaria para apagar el fuego suele proceder de «ríos , embalses o piscinas», pero que cada vez se encuentran con más obstáculos: «La gente pone cables en las balsas para que el helicóptero no pueda cargar agua para los incendios», lamentaba uno de ellos. Según especificaba, luego la cantidad recogida «se le paga» al propietario. Y así es, ya que, de acuerdo con la ley vigente, siempre que se declare un incendio y en caso de emergencia, se podrá coger agua de cualquier lugar (también piscinas privadas) para acabar lo antes posible con el fuego. «Lo bueno es que Murcia es una zona donde hay muchos pantanos», agradecía el agente forestal, que también comentaba las «mayores dificultades» con el agua de ríos u otras zonas «por el lodo» que puede haber.