Home Cosas de Lorca Empresas y Negocios Regantes de Murcia auguran un otoño caliente por la grave sequía.

Regantes de Murcia auguran un otoño caliente por la grave sequía.

0
Compartir

Regantes de Murcia auguran un otoño caliente por la grave sequía.

El presidente de la Comunidad de Regantes de Lorca, Juan Marín, augura un «otoño caliente» debido a la escasez de agua que existe en estos momentos y las perspectivas que hay de cara al próximo año hidrológico. Por ello, el portavoz de los comuneros lorquinos exige «prudencia y responsabilidad» al colectivo que representa a la hora de llevar a cabo las próximas plantaciones como alcachofa, brócoli o lechuga con un panorama como éste.

«Si no somos responsables, cuando llegue el otoño estaremos abocados a una situación complicada», prevé Juan Marín en declaraciones a esta Redacción. Hasta el momento, según el presidente de los comuneros lorquinos, «no se ha llegado a ningún tipo de restricciones como está ocurriendo ya en otros lugares y pese a estar atravesando una de las peores sequías de la historia». En este sentido, recuerda que en Lorca se viene haciendo una política restrictiva del agua echando mano de la desalación y manteniendo en el embalse de Puentes 8 hectómetros cúbicos «por lo que pudiera pasar». Sumando a ello el agua procedente de la desaladora de Águilas y de los pozos, afirmó, «podríamos sacar las cosechas adelante siempre y cuando el tiempo ayude en algo».

Aunque aún no se ha tomado la decisión, la junta de gobierno de la Comunidad de Regantes de Lorca tiene previsto reunirse este mes de agosto para pedir responsabilidad a los agricultores a la hora de realizar sus plantaciones, dando prioridad a los cultivos.

«Nos han tomado el pelo»
Marín afirma que hay que ser leal con quienes gobiernan a la vez que suscribe todos los mensajes que a lo largo de las últimas semanas se han hecho desde el Sindicato Central de Regantes ante la falta de agua. En este sentido, cree que durante los últimos 30 años los agricultores han tenido que soportar lo que considera como la gran «estafa del agua».

Y añadió: «A los regantes se nos ha tomado el pelo y ha llegado la hora de levantar la voz para que nos den lo que nos corresponde». Según Marín, «pagamos el agua más cara que en ningún otro sitio de España, un agua que transformamos en puestos de trabajo y alimentos».

«Una comunidad infradotada»
Por último, Marín insiste en que la comunidad de regantes de Lorca está infradotada, «algo que ocurre desde siempre porque en su momento no se adquirieron los caudales suficientes para su abastecimiento por lo que sigue existiendo déficit».

La comunidad necesita para su abastecimiento un suministro anual de 110 hectómetros cúbicos y solamente tienen garantizados alrededor de 50 hectómetros cúbicos. «Nos falta más del 50% del agua y por ello seguimos exigiendo su redotación».