Home Cosas de Lorca Monumentos y Casas El puente de La Torta se mantendrá al ser un BIC pero...

El puente de La Torta se mantendrá al ser un BIC pero podrá variar su posición dependiendo de la decisión de los lorquinos.

0
Compartir

El puente de La Torta se mantendrá al ser un BIC pero podrá variar su posición dependiendo de la decisión de los lorquinos.

El proyecto de la tercera fase de la Ronda Central de circunvalación de Lorca, que ya está redactado, incluirá la conservación del puente de La Torta sobre el cauce de la rambla de Tiata, según anunció ayer el alcalde, Fulgencio Gil.

En los proyectos iniciales se pensó en la posibilidad de desmontarlo y trasladarlo, pero los técnicos advirtieron de que perdería el sentido al ser reubicado, aunque actualmente y con motivo de las obras de la nueva ronda central, se esta pensando la opción de mantenerlo como está y pasar la via por debajo, quedando operativo como ahora o bien variar su posición para dejarlo como elemento decorativo. El nuevo alcalde de Lorca quiere preguntar a los lorquinos que opción prefieren para que haya el mayor consenso posible con la decisión.

El puente fue proyectado en 1910 y dirigido por el ingeniero Francisco Manrique de Lara. Constituye una de las obras pioneras en la introducción del hormigón armado en España y está considerada una de las piezas más importantes del pasado siglo en la Región.

Este puente peatonal conecta las alamedas con Santa Quiteria y el barrio Virgen de las Huertas y fue reforzado en 2013 tras los daños que le causaron los terremotos del año 2011. Su estructura no puede ser modificada porque forma parte del catálogo de bienes protegidos del Ayuntamiento.

Este puente ha sido restaurado y rehabilitado en tres ocasiones (1983-1995-2012) por sufrir varias inundaciones y terremotos. En la actualidad está perfectamente operativo y cumpliendo la función para la que fue diseñado.

Es un puente estrecho, largo y ligero, que se distingue por su gracia y elasticidad. Su autor utilizó el nuevo material, hormigón, como si se tratara de acero, dándole una imagen muy similar a los puentes de hierro.

Sus dimensiones son espectaculares. Cuenta con un arco de cuarenta y cinco metros de luz, formado por dos arcos iguales y paralelos de hormigón armado de sección rectangular constante, arriostrados entre si por 13 riostras equidistantes de sección cuadrada cada tres metros y separados dos metros de eje a eje. Tiene un tablero de cuatro metros de anchura que se apoya sobre viguetas y se prolonga por la margen izquierda con 5 vanos.

Antiguamente podía ser atravesado con carros, aunque ahora su uso ha quedado únicamente para los peatones.