Home Cosas de Lorca Monumentos y Casas Una nueva fase de trabajo en el Palacio de Guevara recupera bienes...

Una nueva fase de trabajo en el Palacio de Guevara recupera bienes muebles, pinturas y lámparas originales pertenecientes a la ornamentación del Salón Amarillo.

Parte de los elementos que integran la sillería del Salón Amarillo, en concreto su tapicería, ha sido remitida a un estudio específico para confirmar los indicios que indican que se trata de piezas del XVIII.

0
Compartir

Una nueva fase de trabajo en el Palacio de Guevara recupera bienes muebles, pinturas y lámparas originales pertenecientes a la ornamentación del Salón Amarillo.

El Concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Lorca, Agustín Llamas, ha supervisado esta mañana los trabajos de recuperación y rehabilitación de bienes muebles, pinturas y lámparas pertenecientes al patrimonio inventariado del Palacio de Guevara que se están desarrollando por parte de un licenciado especialista en la materia.

Agustín Llamas ha explicado que en la actualidad se está trabajando en la rehabilitación de espejos, cornucopias, mesas y sillería. En el caso de los espejos, se está avanzando en 4 piezas, supuestamente de fabricación nacional, datadas a finales del XVIII o principios del XIX. De estos 4 elementos, 3 contienen pieza de cristal y marco, mientras que otro cuenta con un marco de tallado.

Las tareas para la recuperación de las 4 mesas venecianas ha confirmado que se trata de piezas policromadas y doradas, que se están saneando y procediendo al refuerzo de la madera, incluyendo, además, su cosido y el nutrido de su material original para frenar las incidencias derivadas del paso del tiempo y recuperar su presencia y firmeza primigenia. Este mobiliario forma parte de la decoración del salón amarillo, fechada, de acuerdo con el criterio de los especialistas, en finales del siglo XVIII. Parte de los elementos que integran la sillería del Salón Amarillo, en concreto su tapicería, ha sido remitida a un estudio específico para confirmar los indicios que indican que se trata de piezas del XVIII.

De forma paralela a estas labores también se está trabajando en la próxima rehabilitación de una escultura de la Virgen Inmaculada ubicada en el Salón Amarillo del Palacio. El objetivo es retirar el polvo y la suciedad que se han venido acumulado sobre la talla por el paso del tiempo, además, de lograr la consolidación de la madera y su limpieza. Para ello se ha propuesto la utilización de rayos x para determinar con la mayor concreción posible la estructura de la imagen, así como una técnica innovadora con rayos ultravioleta que permitirá conocer las diferentes capas presentes sobre la talla debido a las múltiples restauraciones de que fue objeto.

El Concejal de Cultura ha anticipado que uno de los fines fundamentales de este proyecto es la recuperación del estado original de las lámparas que iluminaban los salones del Palacio de Guevara, que serán objeto de un tratamiento especial para proceder a la limpieza de los cristales que las conforman, así como a la del material de latón que compone su soporte. Esta recuperación abarca un detallado estudio sobre el estado primitivo que estos elementos debían tener, puesto que se ha constatado que cuentan con añadidos posteriores, pese a estas fechadas en el siglo XVIII, así como consultas con técnicos expertos para escoger los productos que sus materiales aceptan.

Agustín Llamas ha indicado que durante estos días se trabaja también en la restauración y consolidación de una pequeña talla que representa a San José, que formaba parte de la capilla privada existente en el Salón Amarillo del Guevara.

El Palacio de Guevara es un edificio civil con Grado de Protección 1, destacado como Bien de Interés Cultural (BIC). Constituye uno de los ejemplos más sobresalientes del barroco civil mediterráneo. Desde hace unos meses se está trabajando en la reintegración de los muebles a dicho Palacio, del que tuvieron que ser sacados de forma urgente por culpa de los terremotos de 2011. Los avances en la restitución y mejora del mobiliario del Guevara han conseguido que algunos muebles ya hayan sido sometidos a tratamientos específicos para recuperar su estado original.

El Palacio recuperó el pasado mes de enero una amplia serie integrada por sillerías, mesas, arcones, bargueños, una cama y un entredós gracias al trabajo de restauración realizado por los alumnos del taller municipal de Empleo. Estamos hablando de piezas de los siglos XVII y XVIII que presentaban deterioro por el paso del tiempo y la presencia de xilófagos.

El Centro de Restauración de la CARM ha reparado parte de la colección de abanicos del Palacio, mientras que la Junta de Castilla y León ha contribuido con la restauración de un cuadro de Camacho Felices de grandes dimensiones y una escultura.

La diversidad de materiales en los que se quiere intervenir exige un especial cuidado de las actuaciones que dependerán del material del que se trate y de su estado de conservación. No obstante como principio general se siguen las normas internacionales de conservación y restauración de obras de arte, a través de las Cartas del Restauro, con el máximo respeto a la obra original, mínima intervención y reversibilidad de los procesos.

El Edil de Cultura ha manifestado que la intervención abarca, entre otras cuestiones, los estudios científico, histórico-artístico, de sistemas constructivos, patologías, factores de deterioro y técnica de ejecución, así como el análisis del estado de conservación.

El proceso en marcha incluye:
Documentación fotográfica previa.
Consolidación de la pieza.
Extracción de micro muestra para su análisis.
Consolidación del soporte.
Realización de catas de limpieza y estudio de la metodología a aplicar.
Limpieza físico-química.
Barnizado intermedio.
Reposición de faltantes.
Estucado de carencias.
Reintegración cromática.
Protección final y memoria.