Home Cosas de Lorca Personas y Asociaciones Denuncian una nueva oleada de robos durante este último fin de semana...

Denuncian una nueva oleada de robos durante este último fin de semana en las pedanías de Cazalla, Pulgara y Campillo.

0
Compartir

Denuncian una nueva oleada de robos durante este último fin de semana en las pedanías de Cazalla, Pulgara y Campillo.

El Psoe lorquino asegura que la situación de desprotección durante las últimas horas es de especial “gravedad” y pide al actual Alcalde que se tome en serio esta situación y exija al Delegado del Gobierno que refuerce la seguridad en pedanías con la presencia de los Grupos de Reserva y Seguridad de laGuardia Civil(G.R.S), especialmente durante estas semanas de feria y fiestas

La Viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Lorca, Marisol Sánchez Jódar ha denunciado una nueva oleada de robos durante el último fin de semana en pedanías. En concreto, el Grupo Municipal Socialista ha sido conocedor, a través de diferentes vecinos y colectivos, de que varias viviendas de Cazalla, Pulgara y Campillo fueron saqueadas durante el pasado fin de semana.

Sánchez Jódar asegura que esta situación, debido a la inacción del Partido Popular, se ha convertido en una “negativa constante” que semana tras semana está poniendo “en jaque” la tranquilidad de los vecinos, especialmente de aquellos que residen en pedanías. Desde el PSOE aseguran que esta situación “se le está yendo de las manos” al actual Alcalde, por lo que le piden que exija al Delegado del Gobierno, de su mismo partido, los medios “personales y técnicos necesarios” en materia de seguridad ciudadana.

La edil socialista advierte a Gil Jódar que se “tome en serio” la situación de “especial gravedad” que se está viviendo en pedanías en las últimas horas. Por ello, y especialmente de cara a la época de feria y fiestas, piden al actual Alcalde que exija a Delegación del Gobierno que refuerce la seguridad, dotando estas zonas del término municipal con la presencia de los Grupos de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil, para labores de vigilancia preventiva.

Según algunos de los testimonios de los vecinos afectados, la mayoría sucedieron mientras los propietarios de estas viviendas se encontraban fuera de casa. Esta situación incrementa la preocupación y las incertidumbre entre los vecinos, quienes aseguran que la desprotección es tal que los cacos “campan a sus anchas” por las pedanías ya que “conocen perfectamente los movimientos de los vecinos”.

“Esta pasada noche han vuelto a robar en Cazalla. La Policía me dice que informemos de cualquier cosa que veamos, aunque creamos que no es importante. Creen que los amigos de lo ajeno que pasaron anoche por Cazalla iban en un Volskwagen Passat negro. Así que si veis algo raro, llamar de inmediato a la patrulla rural de la Policía Local”. “Pasadlo a los grupos de Whatsapp que haya vecinos de Cazalla. Es importante que comuniquemos cualquier cosa que veamos”. Estos son algunos de los mensajes que circulan entre los grupos de Whatsapp creados este verano, donde también los propios vecinos se plantean la posibilidad de hacer ellos mismos patrullas vecinales de vigilancia, con el riesgo que ello conllevaría.

Se trata, en definitiva, de un ejemplo gráfico más de que los robos en viviendas de pedanías no han dado tregua y han seguido ocurriendo durante la última semana, no sólo en Cazalla: también en Campillo y Pulgara, se han registrado multitud de robos y de intentos frustrados en tan solo un fin de semana.

Por todo ello, Sánchez Jódar vuelve a exigir al Partido Popular que cumplan con su promesa con la que se presentaron a las Elecciones en 2007 y abran “de una vez” los cuarteles de Policía Local construidos en pedanías. La edil pide que asigne una patrulla de policía rural “permanente” a cada uno de los centros territoriales de seguridad que construyeron en pedanías, y doten al cuerpo de Policía Local de los medios para que puedan desempeñar su trabajo.

En este sentido, Marisol Sánchez reprocha al Partido Popular que “por muchas veces que lo repitan en la misma nota de prensa, no van a convertir en verdad lo que es mentira, y todo el mundo ve: los cuartelillos de las pedanías están cerrados a cal y canto”.