Home Cosas de Lorca Personas y Asociaciones El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, agradece a la Federación San Clemente...

El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, agradece a la Federación San Clemente Patrón de Lorca, su elección como pregonero de las fiestas este año.

0
Compartir

El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, agradece a la Federación San Clemente Patrón de Lorca, su elección como pregonero de las fiestas este año.

El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, junto con el Presidente de la Federación San Clemente Patrón de Lorca, Luis Antonio Torres del Alcázar, han visitado esta mañana la talla del patrón de la ciudad que se conserva en la Colegiata de San Patricio, un acto que constituye la primera visita como Primer Edil lorquino de Fulgencio Gil al patrón. Se trata de un acto de reverencia simbólica en el que el Alcalde se ha encomendado a la protección y guía del Santo Patrón para que el trabajo en común de nuestra sociedad permita que Lorca continúe avanzando en la senda del progreso, crecimiento y creación de empleo.

Desde la Federación de San Clemente han destacado el interés, implicación y la colaboración que ha demostrado Fulgencio Gil en el fomento y difusión de las fiestas patronales de Lorca en los distintos cargos que ha desempeñado durante su carrera política, así como a nivel personal. Por ello, tienen el honor de elegirle pregonero de la festividad este año. El Alcalde de Lorca ha expresado su sincero agradecimiento, destacando que esta decisión le llena de ilusión y le permitirá compartir con todos los asistentes al pregón sus recuerdos y vivencias personales sobre esta fiesta tan arraigada en nuestra ciudad. La lectura del mismo tendrá lugar el próximo viernes 17 de noviembre, teniendo como escenario el Teatro Guerra.

Cabe señalar que la festividad de San Clemente, Patrón de Lorca, es una celebración con más de cinco siglos de historia que ha sido revitalizada con especial acierto en los últimos años mediante la organización de múltiples actividades culturales gracias a la Federación San Clemente. Esta festividad tiene lugar durante el mes de noviembre, con múltiples eventos en los que se evoca una Lorca medieval cubierta de historia y leyenda, incluyendo actividades como el tradicional desfile de musulmanes, judíos y cristianos, un mercado medieval, así como procesiones y misas en honor al patrón. Estas fiestas están declaradas de Interés Turístico Regional desde el año 1996.

Fue en el año 1945 se acordó el día 23 de noviembre como festividad del Patrón de Lorca y se llevaría este en procesión a la colegiata de San Patricio. La actual imagen escultórica del patrón San Clemente fue realizada por el escultor granadino Eduardo Espinosa Cuadros en 1948. La talla de San Clemente siempre se representa vestido de pontifical llevando como atributos el ancla, el báculo pastoral y un libro o rollo por su conocida epístola dirigida a los Corintios. En Lorca sus representaciones están ubicadas en la fachada de San Patricio, a la derecha del Ángel de la Fama, y otra en el altar mayor de la misma iglesia en un lienzo.
Según la tradición, el Infante Alfonso (más tarde Alfonso X el Sabio) conquistó la ciudad el 23 de noviembre del año 1244, por lo que se erigió al Santo del día, San Clemente Romano, como patrón de nuestra ciudad.

El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, ha subrayado que el Ayuntamiento se seguirá implicando en el fomento de estas fiestas. Fruto de este compromiso, durante los últimos años la Administración Municipal ha contribuido financiando, entre otros proyectos, la corona que luce el personaje de Alfonso X en el Desfile Parada de la Historia de Lorca. Estamos hablando de la Corona de los Camafeos, réplica exacta de la original custodiada en la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo, realizada en plata sobredorada, ágata y cristal por el metalistero de la Casa de Real, el lorquino Andrés Barnés. La pieza luce cuatro camafeos de glíptica napolitana con certificados de autenticidad.

El Consistorio Municipal también ha aportado para el engrandecimiento de esta festividad la crestería perimetral del trono del patrón. Se trata de un elemento ornamental realizado en bronce y bañado en plata de ley con el que se da por completado el trono. Cabe señalar que el Ayuntamiento, a través de los diferentes talleres municipales de la Concejalía de Empleo, se encargó de la confección tanto del trono como de las faldillas bordadas a mano.