Home Ferias y Eventos Deporte POSIBLE FRAUDE A LORCA Y LA AFICION LORQUINA – El Hércules negocia...

POSIBLE FRAUDE A LORCA Y LA AFICION LORQUINA – El Hércules negocia la compra del Lorca FC para jugar el próximo año en Segunda A.

El club murciano, recién ascendido, está controlado por un empresario chino que vende su plaza en la Liga Profesional por unos nueve millones.

0
Compartir

POSIBLE FRAUDE A LORCA LA AFICION LORQUINA – El Hércules negocia la compra del Lorca FC para jugar el próximo año en Segunda A.

La Federación Española, enfrentada con la LFP, debe autorizar el cambio de un equipo de una comunidad autónoma a otra y es reticente a la operación.

A la vista de la crítica situación institucional y financiera que vive el Hércules con la Agencia Tributaria y el resto de acreedores, el club blanquiazul ha decidido explorar otras vías para su supervivencia. Así, mientras sufre la inflexible posición de Hacienda y su exigencia de los 4,2 millones, la entidad que preside Juan Carlos Ramírez ha abierto una negociación con el Lorca FC para comprar su plaza de equipo recién ascendido a Segunda División A.

El Hércules no quiso ofrecer ayer ninguna valoración sobre esta negociación, más allá de confirmar sus reuniones con el grupo inversor chino y la Federación Española de Fútbol. En todo caso, el club alicantino es consciente de que su grave bloqueo institucional puede llevarle a la liquidación este mismo verano y, ante ese panorama, ha abierto la vía de la posible refundación mediante la compra de los derechos del Lorca FC para mantenerse activo y jugar incluso en el fútbol profesional.

El conjunto murciano está en poder de un grupo inversor chino liderado por el empresario Xu Genbao que ha decidido replegarse a su país y poner a la venta la licencia del equipo para competir en la División de Plata por unos nueve millones de euros, según fuentes conocedoras de la operación. La plaza no sólo ha sido ofrecida al Hércules, sino que también interesa a otros clubes que quieren competir en el fútbol profesional. De hecho, el club murciano no ha realizado ninguna planificación para la próxima temporada desde que ascendiera el pasado 27 de mayo tras eliminar al Albacete.

Ahora bien, aunque la Segunda A entra de lleno en la competencia y jurisdicción de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) debe intervenir en el proceso para autorizar el cambio de un equipo de una federación autonómica a otra, como sucedería en el caso del Lorca FC y el Hércules de Alicante. Y, de entrada, la Federación que preside Ángel María Villar -enfrentado de lleno con el presidente de la LFP Javier Tebas- es reticente a esta operación.

A pesar de las trabas que plantea la RFEF -escamada por la compra del Ciudad de Murcia por el Granada 74 en el año 2007- representantes del Hércules se reunieron ayer mismo con Joaquín Romeu -el hombre fuerte del empresario Xu Genbao- para negociar la compra del club. Aunque el precio de salida de la plaza en Segunda A ronda los nueve millones, la oferta de la entidad alicantina oscilaría entre seis y ocho millones de euros, según las citadas fuentes, que sí consideran factible la compraventa, de acuerdo con la normativa de la Liga Profesional.

Además de su encuentro con el representante del propietario del Lorca FC, el Hércules también sondeó un día antes la viabilidad de la operación con la Federación Española, donde le comunicaron sus reticencias.

Todo apunta en el club blanquiazul a que la vía de la refundación la impulsa el empresario Enrique Ortiz, al margen del actual presidente Ramírez.