Home Historia Historia del regimiento Mallorca 13 y el acuartelamiento Sancho Dávila.

Historia del regimiento Mallorca 13 y el acuartelamiento Sancho Dávila.

0
Compartir

Historia del regimiento Mallorca 13 y el acuartelamiento Sancho Dávila.

El Regimiento de Infantería “Mallorca” n.º 13, El Invencible, fue un regimiento de infantería del Ejército de Tierra de España, creado en 1682 para combatir a los corsarios y piratas que asaltaban las costas de España. Por eso su primer nombre fue el de Tercio Nuevo de la Armada Real del Mar Océano, siendo disuelto en 1995.

En 1746 recibió el sobrenombre de “Invencible” por su actuación sobre el río Todone, el 10 de agosto de 1746.

Antecedentes históricos

El Regimiento de Infantería Mallorca n.º 13 tiene origen y antigüedad en el año 1682, recibiendo su primera denominación como “Tercio Nuevo de la Armada y del Mar Océano”, hasta que en 1704 cambia por la de “Regimiento Nuevo de la Armada y del Mar Océano”, aunque también es conocido con el nombre del título que ostentaba su Coronel “Regimiento de la Santa Cruz”. Con las resoluciones de Felipe V para poner nombre a los Regimientos fijos, se le otorga el de “Regimiento de la Armada n.º 1”, hasta que en 1718 tomó el nombre de “Regimiento de Infantería Mallorca n.º 14 “.

Cambia sucesivamente de numeración adoptando los nombres de “Regimiento de Infantería Mallorca n.º 19” en 1741; “Regimiento de Infantería Mallorca n.º 18” en 1769 y “Regimiento de Infantería Mallorca n.º 20” en 1815, año en que se incrementa el regimiento con el nuevo cuerpo conocido como Segundo de Vizcaya y en 1818 se le agrega un batallón del disuelto Regimiento Hibernia.

Con las reformas de la Infantería de 1823 se divide en batallones independientes, adquiriendo los nombres de “Batallón de Infantería n.º 39” y “Batallón de Infantería n.º 40”, en 1828 recupera el pie de Regimiento con el nombre de “Regimiento de Infantería Mallorca n.º 12”, para cambiar su numeración en 1833 y conocerse como “Regimiento de Infantería Mallorca n.º 13”.

En 1931 es fusionado con el Regimiento Guadalajara n.º 20 y da lugar al “Regimiento de Infantería n.º 13”, con el que permanece hasta su disolución en 1936. En 1939 y sobre la base de batallones de los Regimientos Zaragoza n.º 30, San Quintín n.º 25 y Toledo n.º 26, se organiza el “Regimiento de Infantería Mallorca n.º 13” con acuartelamiento en Lorca (Murcia), recogiendo el historial del Mallorca n.º 12.

En 1959 se reorganiza en Agrupación con el nombre de “Agrupación de Infantería Mallorca n.º 13 “, cambiando nuevamente en 1963 por el tradicional de “Regimiento de Infantería Mallorca n.º 13 “, pasando en 1963 a “Regimiento de Infantería Motorizable Mallorca n.º 13 ” y finalmente, en 1986 al de “Regimiento de Infantería Mecanizada Mallorca n.º 13” hasta su disolución el 29 de diciembre de 1995 en el acuartelamiento Sancho Dávila de Lorca (Murcia).

Escudo

 

El escudo de armas del Regimiento de Infantería Mallorca n.º 13: En campo de oro, cuatro barras de gules. Brochante cotiza en azul y cargada de inscripción en sable “Regimiento Mallorca n.º 13”. Timbrado de bacinete y superado del Rat-Penat. El todo, circundado de cinta de plata, con lema en sable “Antes quemadas que vencidas”.

Entre las recompensas más destacadas concedidas al Mallorca n.º 13 se pueden citar:

Derecho de colocar en sus banderas la inscripción “Prius flamis combusta, quam armis Mallorca victa”, concecida en 1746 por la acción del río Todone.

La Cruz de distinción de la Fuga de Portugal concedida en 1815.

El escudo de distinción del Ejército del Norte concedida en 1837 por su acción de Gayangos.

Las Armas del antiguo Reino de Mallorca (España) utilizados en el Escudo de Armas del Regimiento de Infantería Mecanizada Mallorca N° 13, son lucidas por el Batallón de Infantería Blindado Nº 13 del Ejército Nacional de la República Oriental del Uruguay, con la cual la Unidad se hermana desde el año 1989.

Acciones memorables del Regimiento Mallorca nº 13
EL ACUARTELAMIENTO SANCHO DÁVILA

Lorca, por su situación geográfica ha sido un lugar por donde han pasado los ejércitos, ya sea invadiendo el norte como conquistando el sur siendo una ciudad con gran tradición militar, así que tras el acontecimiento revolucionario de 1917 se acordó, por parte del gobierno, instalar un Regimiento en la ciudad de guarnición estable y, en 1919, se enviaron las primeras tropas que formarían el Regimiento España nº 46.

Al  no disponer la ciudad de locales con capacidad suficiente para la tropa, ésta se alojó en el convento de la Merced, en la Zona de reclutamiento y movilización (donde actualmente se asienta el centro cultural de la ciudad) y en el colegio de la Purísima, en la calle de la cava.

Siendo necesario un espacio vital para el normal desarrollo de las funciones de esta unidad militar, el concejo de Lorca se esforzó por conseguir solares adecuados para lo construcción del nuevo cuartel ofreciendo una parcela de siete hectáreas a las afueras del barrio de San Cristóbal.

Comienzo de las obras…

Comenzaron las obras el día 15 de marzo de 1921 en terrenos donados por la corporación municipal tras varios años de ofrecimientos y negociaciones por parte del Ayuntamiento de Lorca y ante la presencia del General de Brigada Don Carlos Tuero y Odones y Don Mariano Landa de la Torre comisario de guerra, un cuartel de los más modernos en su tiempo y posteriormente modernizado cuando las necesidades lo requirieron.

Terminaron las obras después de algunas dificultades por parte del Ayuntamiento para financiar las mismas, en 1924. Hecho que estuvo a punto de que el regimiento anteriormente mencionado se trasladara a otra ciudad.

Recibió el nombre de Sancho Dávila en honor del famoso general abulense que vivió a finales del siglo XVI y muerto en 1.583, un militar que figura entre los grandes capitanes de su época y que logró fama en las campañas bélicas de los paises bajos y portugal.

Fue un cuartel modelo en el tiempo de su construcción, solidamente construido todo el conjunto con un fuerte caracter de uniformidad y con abiertos espacios entre cada uno de sus pabellones que componian el conjunto con capacidad para 1.500 personas, fué ocupado originalmente por el regimiento de infantería España nº. 46 al inaugurarse en 1.924, el acuartelamiento acogió a este regimiento hasta que en 1.931 el programa de modernización y reducción del ejercito iniciado por la Republica decide su traslado a Alcoy en donde fué disuelto.

Al poco de iniciarse la guerra civil se ubicó en el cuartel un regimiento mixto de artillería mandado por el comandante Luis Falcón Segura reagrupando distintas unidades disueltas tras la sublebacion militar y hasta que el gobierno de la Republica decidió instalar en Lorca la escuela popular de artillería en cuanto fueron realizadas las obras de acondicionamiento del recinto militar.

De octubre a diciembre de 1.936 la ciudad de Lorca se volcó en las importantes obras de reforma que requerian las instalaciones que habian sido dañadas por el pillaje durante los cinco años que estuvieron abandonadas.

Toda la clase de artesanos, fontaneros, electricistas, pintores, carpinteros etc., trabajaron arduamente para acabar las obras y proceder a la inauguración oficial de la EPA.

Los primeros oficiales artilleros desfilaron por la calle Corredera en marzo de 1.937, durante tres meses recibieron un intensivo programa de formación para conseguir los conocimientos que normalmente se conseguían durante dos cursos completos.

En abril de 1.937 se constituyó en este cuartel la base de artillería para formar a las futuras dotaciones de artilleros de las nuevas baterias de cañones rusos que llegaron a Lorca.

Tras la guerra civil, fué sede del regimiento de infanteria Mallorca 13, una agrupación que gozaba de gran prestigio militar y que había sido fundada en 1682.

En 1.974 el regimiento Mallorca 13 por su gran vinculación a Lorca recibió la medalla de oro de la ciudad.

El “cuartel” como se le conoció por sus conciudadanos no solo ha sido utilizado para alojamiento de unidades, sino también se usó como academia de Artillería e incluso hospital.

Este regimiento convivió con los lorquinos hasta que por aplicación del plan norte del ejercito de tierra la entonces brigada de infantería mecanizada 32 y todas sus unidades quedaron disueltas a lo largo de los años 1.995 y 1.996, realizando su último acto publico castrense en 2.006 con la jura de bandera de 198 soldados paracaidistas.

Todos sus pabellones de estilo ecléptico no exento de cierta severidad fueron derribados en 2.010 para la construccion de las instalaciones de la nueva universidad de Lorca, permaneciendo en pie por su tipologia más ornamentada solamente quedó en pie el denominado pabellón de mando antecedido por jardines de frondoso arbolado

Este emblemático edificio ha cumplido durante más de 70 años su importante misión como acuartelamiento velando por la seguridad de la ciudad que lo albergaba.

Más de 2.500 personas acuden a la última Jura en el Sancho Dávila.

198 soldados de la Brigada Paracaidista de Javalí prometieron lealtad a la bandera en el patio de armas Medio millar de civiles se sumaron al juramento diez años después de la disolución del ‘Mallorca 13’ en 1.996.

http://www.laverdad.es/murcia/prensa/20061105/lorca/personas-acuden-ultima-jura_20061105.html

Fuentes: http://mallorca13.es/, wikipedia.