Home Mi Rinconcico Andrés Martínez Rodríguez LAS GRANADAS DE LORCA por Andrés Martínez Rodríguez

LAS GRANADAS DE LORCA por Andrés Martínez Rodríguez

0
Compartir

LAS GRANADAS DE LORCA

La fruta del granado, la granada, la puedes contemplar caminando junto a las casas de la huerta lorquina y en las riberas de algunas de las ramblas que surcan las laderas de los montes, como la de las Chatas o la de las Señoritas.

Si las granadas cultivadas o silvestres, solo podemos encontrarlas entre mediados de septiembre y mediados de noviembre, colgando su color rojo intenso de las ramas de los arboles, las granadas labradas en piedra las puedes contemplar durante todo el año caminado por el casco histórico de Lorca.

Detalle portada Palacio Guevara

En las portadas de edificios religiosos y civiles es frecuente encontrar granadas esculpidas formando parte de la decoración de guirnaldas, ménsulas, jarrones, ramos y cornucopias. Las encontramos en las guirnaldas del siglo XVI que rodean los escudos de Lorca del Pósito de los Panaderos o en el escudo de la familia de los García de Alcaraz, emplazado al inicio de la calle del Álamo; en las cornucopias que portan los dos niños que coronan la portada de la casa de los Salazar de principios del siglo XVII, actual Museo Arqueológico; en la decoración de la parte baja de la portada del palacio de Guevara de 1694; en las grandes ménsulas de la fachada de la colegiata de San Patricio (1694-1710) y en numerosos detalles ornamentales de otros edificios, como las pilastras en el claustro del siglo XVIII del convento de la Merced o la portada de la capilla del Rosario (1740).

Detalle portada Palacio Guevara

La granada se ha considerado en las diferentes culturas como un símbolo de la fertilidad, de la vida, de la regeneración y del matrimonio. En el Museo Arqueológico Municipal de Lorca se conserva una granada carbonizada de época ibérica procedente del yacimiento de Las Cabezuelas (Totana) y granadas pintadas de época romana (siglo II d.C.), procedentes de las pinturas murales que decoraban las paredes de la habitación 35 de villa de la Quintilla (Lorca).

Parte superior de la portada de la casa de los Alburquerque, actual Archivo Municipal de Lorca

El otoño es una buena estación para comer granadas frescas, separando grano a grano o en un sabroso zumo, el otoño también es para pasear por Lorca y mirando hacía arriba, buscar las granadas esculpidas en portadas de casonas e iglesias.