Home Mi Rinconcico Antonio de Cayetano LAS COSAS A MEDIAS por Antonio de Cayetano

LAS COSAS A MEDIAS por Antonio de Cayetano

0
Compartir

LAS COSAS A MEDIAS por Antonio de Cayetano

Muchos son los propósitos que se hacen con la llegada de un nuevo año, como muchos son también, los objetivos y deseos que no se logran cumplir. Empezamos muchas cosas, pero a lo largo de los meses nos desanimamos, perdemos la motivación y abandonamos este o aquel proyecto. Y es que conseguir un objetivo conlleva siempre una gran motivación y esfuerzo, confianza en sí mismo y sobretodo disciplina. Porque la disciplina es la base de todo éxito, tanto personal como de una organización o empresa, sin disciplina no hay resultados, no hay trabajo bien hecho. La disciplina es un conjunto de normas que nos permite ser más organizados, evitando así que quede pendiente tarea alguna, llevándonos con su cumplimiento al mejor de los resultados. Aparte de que por otro lado, cuantas más cosas sin acabar tengamos, más ansiedad, estrés y agobio nos producirán.

Pero el agobio y la disciplina parece que están reñidas con Lorca y sus dirigentes, según se desprende de la marcha de las obras, sus acabados y el poco control que de las mismas hace el Consistorio. Hay quienes me escriben por privado, reprochándome que solo cuente lo que el AyuntaMIENTO hace mal y me calle cuando sus decisiones son acertadas. Y si que llevan razón, pero es que de lo que hace bien, ya se hacen eco los medios todos los días, encargándose los políticos de anunciarlo y repetirlo una y otra vez.

No hay texto alternativo automático disponible.No hay texto alternativo automático disponible.Pero sin embargo, rara vez se denuncia su ineficacia, su incapacidad para realizar bien su labor, una función que deja mucho que desear si nos atenemos a como se están terminando las obras que hay en marcha en nuestra ciudad. Unas obras que lógicamente se están pagando con dinero público, con el dinero de todos los murcianos, siendo por ello indispensable el control de las mismas en todos sus conceptos. Unos trabajos, que por el estado en que van quedando, parecen llevar ya décadas hechos, dando la impresión de que lo que toca ahora es su pronta renovación, en vez de la próxima inauguración. Siendo ejemplo de ello, la pavimentación de las calles del entorno de la estación, un trabajo donde la profesionalidad de los que han intervenido en él, brilla por su ausencia.

La imagen puede contener: calzado y exteriorDías pasados, con motivo del parón que se hizo de las obras de Juan Carlos I de cara a Navidad, se nos dijo por parte de nuestro primer edil, que ya estaban terminadas las obras en la calle José Espinosa Pomares, la plaza de Carruajes y la alameda de Menchirón, y por el tiempo que llevan sin trabajar allí, eso parece, que ya se han dado por concluidas. Pero la realidad es bien distinta, ya que la cosa se ha quedado a medias, con los trabajos a medio terminar y deteriorándose con el paso del tiempo.

La imagen puede contener: planta, calzado y exteriorComo decía antes, la falta de disciplina, nos ha llevado en este caso al peor de los resultados, pues no se puede entender que tanto los trabajadores de la empresa como los técnicos que tienen el deber de controlarlos, se les haya escapado que una gran parte de los bordillos estén sin juntear, cuando es un trabajo que hay que hacerlo antes de pavimentar y echar el aglomerado asfaltico, estando ahora esos huecos llenos de porquería y suciedad. También hay piezas del pavimento con los colores cruzados, otras a más altura que los bordillos y bordillos ya desprendidos de su posición original, por su mala sujeción y por la falta de terminación del lugar donde han sido colocados, tal como se aprecia en varias imágenes.

La imagen puede contener: exteriorEs vergonzoso que por parte de nuestro AyuntaMIENTO, no se le exija a la empresa adjudicataria mayor esmero para el acabado de las mismas. Comprendo que sea complicado y dificultoso acertar a priori con la empresa idónea para realizar cualquier tipo de trabajo, pudiendo equivocarse el Consistorio al adjudicar la obra.

Pero si así ha sido, lo razonable es que los técnicos municipales con su concejal responsable al frente, exijan que las obras se ejecuten en las debidas condiciones. Pero no, todo lo contrario, se le felicita a la empresa por el esfuerzo realizado. Incluso el alcalde decía en el mes de agosto que las obras iban a muy buen ritmo y que su terminación se iba a adelantar para la Semana Santa, cuando el plazo finalizaba el próximo verano. Afirmaciones que chocan con las de Pedro Rivera, consejero de Fomento del gobierno regional, que anunció al comienzo de las mismas, en enero del pasado año, que el plazo de ejecución previsto era de 12 meses, por lo que su vencimiento no es más allá de finales de este mismo mes de enero. Quedando por ejecutar todavía la plaza de Colón, la rotonda del puente y buena parte de las calles adyacentes.

La imagen puede contener: calzado y exteriorCalles como la del Periodista López Barnés que está en perfectas condiciones, no entendiéndose que se tenga que tocar, aunque sí que se ha dejado ya de cualquier manera en su confluencia con la plaza de Carruajes. Una plaza donde no se han repuesto ni se van a reponer los árboles que se habían secado junto al edificio de la estación, habiéndose pavimentado los huecos que de ellos había, perdiendo la simetría que ellos formaban. Plaza donde los bordillos de los diferentes huecos de los árboles se han dejado con distinta terminación unos de otros, permaneciendo aún sin la necesaria cubierta de tierra vegetal. Mucho anuncio, pero todo a medias, cuando estos días sin actividad obrera en la avenida, se tenían que haber aprovechado para la terminación de todos estos trabajos que llevan meses así.

Aunque parece que lo de la inactividad es solo apreciación nuestra, pues según el concejal de la cosa, no se marcharon del todo los trabajadores esta Navidad, solo ralentizaron sus trabajos. Pues que me expliquen donde y que estuvieron haciendo, porque con estas y otras afirmaciones, cada vez creo menos en lo que nos dicen nuestros dirigentes.