Home Belleza y Salud Doctora Ana Garbizu Aprender a adelgazar, clave para ganar en salud.

Aprender a adelgazar, clave para ganar en salud.

Si queremos perder peso, aprender a adelgazar es la primera misión. No se trata de bajar kilos contra reloj, sino hacerlo con cabeza. El primer paso, y el más importante, es plantearnos la vida con una serie de hábitos saludables, entre los que se encuentra cuidarnos, comer bien y de forma armoniosa. Con esa filosofía siempre será más sencillo mantener un peso adecuado, no variar mucho y encontrar nuestro equilibrio físico y emocional.

0
Compartir

Aprender a adelgazar, clave para ganar en salud.

Perder peso demasiado rápido no debe ser una obsesión, ya que puede repercutir en nuestra salud. Para acabar con los kilos de mas, no es muy aconsejable recortar en exceso las calorías. Este cambio drástico puede volverse en nuestra contra, con pérdida de densidad ósea, ansiedad, mal humor, caída de cabello, insomnio, etc. De ahí la importancia de tomarse las cosas con calma y ponerse en manos de médicos nutricionistas expertos. El objetivo, alcanzar nuestra meta, aprender a comer y tener un asesoramiento personal.

Debe tenerse en cuenta que se puede bajar de peso de forma controlada, comiendo bien y aportando al organismo la energía que necesita. Así, evitaremos los efectos rebote, la bajada de defensas o los posibles trastornos de la conducta alimentaria.

El ejercicio, acorde a nuestro estado físico, también es buen aliado. No sólo se queman aquellas calorías que ingerimos, sino que tiene un peso determinante en nuestro estado de salud. Así lo indican los expertos en fitness, ya que nos hace tener una musculatura activa. Este hecho hace que podamos protegernos frente a la obesidad, la diabetes, la osteoporosis, las enfermedades cardiovasculares o el alzheimer.

Independientemente de trabajar para perder peso, lo más idóneo en nuestro día a día es apostar por dietas coloridas y variadas. Aquellas en las que el gran peso lo tengan los productos naturales, frescos, alejados de procesos industriales y el exceso de azúcares. Fruta, verdura, pan integral, pescado, legumbres…

Eso sí, atendiendo a nuestras necesidades, condiciones físicas y posibles intolerancias. En caso de querer cuidarnos, saber cómo podemos comer mejor y qué hábitos son los que más nos conviene, ponerse en manos de un médico nutricionista de confianza es un primer paso muy positivo.