Inicio Cosas de Lorca Calles y Plazas El ayuntamiento acumula pérdidas económicas superiores a los 200.000 euros por la...

El ayuntamiento acumula pérdidas económicas superiores a los 200.000 euros por la decisión de Diego José Mateos de suprimir el proyecto para San Vicente

• Fulgencio Gil impulsó y consiguió un ambicioso proyecto de 4 millones de euros financiado íntegramente por capital privado, que no costaba un céntimo a los lorquinos, pero la llegada del gobierno socialista provocó su cancelación, una decisión irresponsable.

0

El ayuntamiento acumula pérdidas económicas superiores a los 200.000 euros por la decisión de Diego José Mateos de suprimir el proyecto para San Vicente.

El Ayuntamiento de Lorca acumula a estas alturas más de 200.000 euros de pérdidas económicas en concepto de pago de alquileres de locales por la decisión de Diego José Mateos de suprimir el proyecto previsto para la regeneración urbana de la Plaza de San Vicente, impulsado por Fulgencio Gil, que incluía la mejora del acceso al parking y la construcción de un edificio polivalente en pleno casco histórico para la Universidad Popular.

La secretaria general del Partido Popular de Lorca, Rosa María Medina, ha manifestado que el proyecto para San Vicente impulsado por Fulgencio Gil, conseguía más de 4 millones de euros sin gasto alguno para los lorquinos. En lugar de eso, Mateos y su gobierno nos condenan a sufrir una imagen de abandono y degradación que se refleja de forma particular en el solar que ocupaba la antigua comisaría de la Policía Nacional.

Este es el resultado de dos años perdidos para Lorca, y de un gobierno fallido que no da para más. La inoperancia y dejadez del alcalde del PSOE nos está saliendo muy cara a los lorquinos, tanto en términos económicos como sociales. El ejemplo que estamos sufriendo en la Plaza de San Vicente constituye probablemente el peor error que se haya cometido en los últimos tiempos en materia de ordenación urbana. Es otra gran oportunidad que nos hacen perder a los lorquinos por culpa de la obsesión que demuestran por destruir los proyectos del PP.

El solar de la antigua comisaría sigue acumulando suciedad en vez de estar al servicio de los lorquinos, habiendo construido el edificio polivalente previsto y habiendo acometido la remodelación de los accesos al aparcamiento de San Vicente.

El alcalde del PSOE se empeñó en cargarse este proyecto, contra toda lógica y sentido común, anteponiendo su capricho político al criterio objetivo. Ha tenido dos años para recapacitar, pero se ha obcecado en perseverar en este error.

La consecuencia, una vez más, la pagamos todos los ciudadanos. De hecho, a los lorquinos esta torpeza y pésima gestión ya nos ha costado 200.000 euros, contando sólo el pago de los alquileres de las oficinas que se tienen que seguir utilizando. Nos están haciendo perder el tiempo y el dinero porque están totalmente bloqueados, paralizados y agotados.

Cuando el alcalde del PSOE decidió cargarse este proyecto anunció que presentaría una alternativa, incluyendo el espacio para los colectivos juveniles. El paso del tiempo ha demostrado lo que los lorquinos ya sabíamos: no tenían ningún plan para San Vicente, como tampoco lo tienen para ninguna de las cuestiones verdaderamente importantes para nuestro municipio. La gestión política está parada.

La mejora integral que ha impedido el alcalde del PSOE contemplaba una inversión de 4,5 millones de euros para construir un nuevo inmueble de 3.254 m2, que tenía que albergar la sede de la Universidad Popular, una ludoteca infantil, una planta ático para actividades sociales y culturales, así como las oficinas de Aguas de Lorca.

Esta actuación permitía que el acceso al parking de San Vicente fuera soterrado y la salida se cambiaba a la calle Corredera. Estamos hablando de lo que tenía que haber sido una notable mejora urbana para la confluencia de la calle Lope Gisbert con la Plaza de San Vicente, dentro de un ambicioso plan que contemplaba la mejora y cambio de los actuales accesos al parking y la sustitución del edificio que albergaba la vieja comisaría. Este proyecto permitía ampliar el espacio de la Universidad Popular para su programa de cursos y actividades.

Las instalaciones que dejaba libre la Universidad Popular, ubicadas en la Plaza Virgen de la Amargura, y que son de propiedad municipal, estaban destinadas a la creación de un Espacio Joven en pleno centro de la ciudad, quedando a disposición del Consejo de la Juventud y Asociaciones Juveniles para su uso y disfrute, y, habida cuenta de sus dimensiones, también permitían poner en marcha un aula para estudiantes, abierta de acuerdo a sus necesidades, incluyendo servicio 24 horas.

El proyecto solucionaba las deficiencias de las que adolece la confluencia de la Plaza de San Vicente con la calle Lope Gisbert, además de resolver también los graves problemas de acceso que presenta el parking público de San Vicente.

Este plan beneficiaba a los lorquinos por su ahorro económico, recuperación del casco histórico, revitalización de la actividad y del movimiento social, mejora urbanística y resolución de problemas de accesos.

Un gobierno que renuncia a presentar presupuesto municipal es un gobierno que renuncia a GOBERNAR.

Artículo anteriorRosa María Medina: “un gobierno que renuncia a presentar el presupuesto municipal, es un gobierno que renuncia a gobernar”
Artículo siguienteCondenan al Ayuntamiento de Lorca a readmitir a un policía sin plaza por irregularidades en el proceso