Inicio Cosas de Lorca Calles y Plazas San Cristóbal aspira a una ayuda de la UE para levantar el...

San Cristóbal aspira a una ayuda de la UE para levantar el nuevo mercado en Lorca

Los proyectos del Ayuntamiento a los fondos 'Next Generation' incluyen también la peatonalización integral de la calle Corredera

0
San Cristóbal aspira a una ayuda de la UE para levantar el nuevo mercado en Lorca.

El Ayuntamiento ha presentado hasta el momento cinco proyectos a otras tantas convocatorias de los fondos europeos ‘Next Generation’ para la reconstrucción económica tras la pandemia que suman 5,7 millones de euros en inversiones y que está previsto que se resuelvan antes de final de año. Una de las solicitudes de subvención para el apoyo a mercados, zonas urbanas comerciales, comercio no sedentario y canales cortos de comercialización incluye la creación de una nueva plaza de abastos en el barrio de San Cristóbal, en sustitución de la que se ubica actualmente entre la iglesia y la Casa del Paso Encarnado y que incluye una decena de puestos. Se instalará a muy pocos metros, en la glorieta Cristo de la Sangre, que fue inaugurada en diciembre de 2020, informó la concejala de Cultura y coordinadora de la oficina de captación de fondos europeos, Ángeles Mazuecos.

La denominada plaza de La Hortaliza, de la que hay referencias anteriores a 1860, «ha quedado anticuada y presenta problemas de accesibilidad» que no se pueden resolver en ese emplazamiento, indicaron las mismas fuentes. La última reforma que se realizó fue en 2018 para la eliminación de las goteras que afectaban a las garitas, instalación de toldos y mejora del alumbrado.

Esta solicitud de ayuda asciende a 492.000 euros e incluye también la renovación de servicios en la plaza de abastos de Alameda de Cervantes y actuaciones para impulsar los mercados semanales del casco urbano y de pedanías.

El Ayuntamiento tiene, además, especial interés en conseguir la subvención en la convocatoria para la implantación de zonas de bajas emisiones y transformación digital y sostenible del transporte urbano, porque la creación de esas áreas, que restringirán el tráfico en ciudades de más de 50.000 habitantes, será obligatoria desde 2023, según establece la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

 

Calles de plataforma única

El proyecto presentado por el Consistorio está presupuestado en un millón de euros. «Es el más completo y también el más complejo en su elaboración» y contempla la peatonalización de toda la calle Corredera y la mejora de la accesibilidad en las calles Álamo, Santiago, Villaescusa y Juan de Toledo con la creación de una plataforma única para facilitar la movilidad de los peatones.

 

FuenteFUENTE LAVERDAD.ES
Artículo anteriorSalud abre las pistas de baile y pedirá al TSJ que autorice el certificado covid para el ocio nocturno
Artículo siguienteFrancisco Fernández Cano gana el Trofeo de Senas de los Juegos Deportivos del Guadalentín