Inicio Cosas de Lorca Empresas y Negocios El barrio de San Cristóbal se queda sin sucursales bancarias por primera...

El barrio de San Cristóbal se queda sin sucursales bancarias por primera vez en la historia

El cierre en la calle Mayor del Barrio de la única sucursal allí existente afecta a miles de ciudadanos, muchos de ellos trabajadores y personas mayores. IU pide al alcalde que presione a las entidades de crédito para subsanar esta nueva vuelta de tuerca sobre un barrio castigado con las decisiones políticas y económicas y la pérdida de servicios públicos.

0
El barrio de San Cristóbal se queda sin sucursales bancarias por primera vez en la historia.

Cientos de clientes de la única sucursal bancaria que aún permanecía abierta en el núcleo tradicional del Barrio de San Cristóbal llevan días dándose, literalmente, «con la puerta en las narices». Cuando llegan a su entidad, en el corazón de la Calle Mayor del Barrio, a sacar dinero o a realizar gestiones, se la encuentran cerrada a cal y canto y con un cartel mal pegado con cinta adhesiva que dice lo siguiente: «Aviso a clientes. Oficina trasladada. Les atenderemos en Avda. Juan Carlos I, 31, Lorca. Disculpen las molestias. Sabadell».

Eso es todo lo que este banco catalán tiene que decir a los cientos de clientes que tiene en el Barrio y a los que, en opinión del portavoz local de IU Pedro Sosa, ha dejado colgados. Un banco, el Sabadell, que mediante una operación poco clara compró, por el simbólico precio de 1 euro, la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo tras ser saneada con más de cinco mil millones de euros públicos. Un banco, que con distintas denominaciones -Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) o, antes, Caja de Ahorros de Alicante y Murcia- ha estado presente en el barrio a lo largo de toda su historia.

Sosa afirma que este cierre es otra nueva vuelta de tuerca que abunda en el abandono del barrio de San Cristóbal por parte de los poderes políticos y económicos que mandan en Lorca. Nos quitan las urgencias, demoran de manera deleznable la construcción del nuevo centro médico en la famosa unidad de actuación 23 que debería estar desarrollada hace muchos años, nos dejan sin las más cercanas oficinas de correos que teníamos al inicio de la avenida de Juan Carlos I desoyendo la petición de llevar dependencias de este servicio público al Barrio, ahora también sufrimos el cierre de la Estación de San Diego… Toda nueva decisión que se toma sobre este barrio, sostiene Sosa, es una decisión para empobrecerlo.

El concejal de IU afirma que, así como en la naturaleza del escorpión está picar con veneno, en la naturaleza de la banca privada, como es el caso del banco Sabadell, está maximizar sus beneficios privados y socializar las pérdidas, que en esto son expertos. Eso es lo que van a hacer ahora, cerrar una sucursal que daba servicio a miles de trabajadores del Barrio, a muchos pobres con sus pequeñas cuentas y muchas personas mayores que acudían con su libreta a esta sucursal a administrar el dinero de sus escasas pensiones, y a los que ahora mandan, con un desprecio total, a acudir a la avenida de Juan Carlos I.

Este cierre, dice Sosa, que como tantos otros seguramente pagaremos todos con ERTES y prejubilaciones financiadas con presupuestos públicos, «se ceba además en un segmento de la población que utiliza el efectivo como principal medio de pago y que está en el peor lado de la brecha social que provoca la digitalización de la banca». Por ello, afirma Sosa, queremos que el Ayuntamiento tome interés en este asunto y adopte y, por supuesto, lleve a efecto, decisiones similares a las que tomamos, aún por implementar, con relación al cierre de sucursales en las pedanías altas de Lorca.

Sosa además pide que el Gobierno local, con el poder económico que tiene, presione a las entidades financieras que operan en Lorca como administración que realiza operaciones millonarias con ellas. Se trata de exigir a las entidades financieras que operan en Lorca a rellenar este vacío para que el núcleo tradicional del Barrio vuelva a contar con una sucursal bancaria.

Finalmente, ha anunciado la presentación de una moción al próximo Pleno municipal si el alcalde no mueve un dedo sobre este asunto.

Artículo anteriorLorca, a un mes de volver a vibrar con su media maratón
Artículo siguienteLa Concejalía de Deportes lanza la campaña solidaria de recogida de ropa y material deportivo «Dale una segunda oportunidad»