Inicio Cosas de Lorca Monumentos y Casas CASA DE LAS CARIATIDES – PASO AZUL

CASA DE LAS CARIATIDES – PASO AZUL

Hasta hace pocos años fue la casa museo de paso Azul, muestra en su interior parte de la rica colección de mantos, estandartes, túnicas y decoraciones que esta cofradía de la Semana Santa lorquina atesora en su patrimonio. La Casa de las Cariátides acoge en sus tres plantas diversas estancias que fueron habilitadas en 1990 para exponer una muestra de los bordados de la Hermandad de Labradores, Paso Azul, de Lorca. Por sus pasillos se respira el aroma de los pañuelos azules al viento durante la Semana Santa; casi se pueden acariciar los lomos de los caballos que portarán los mantos en las carreras; se siente la pasión que existe en Lorca hacia la Virgen de los Dolores, titular del Paso Azul.

0
CASA DE LAS CARIATIDES – PASO AZUL

Una cariátide es una figura femenina esculpida, con función de columna o pilastra, con un entablamento que descansa sobre su cabeza. El más típico de los ejemplos es la Tribuna de las Cariátides en el Erecteión, uno de los templos de la Acrópolis ateniense en Atenas.

Su nombre está relacionado con la antigua ciudad de Carias (Καρυές), en Laconia, donde se celebraba una festividad de muchachas que danzaban en honor de Artemisa Cariátide.

En el edificio conocido como “Casa de las Cariátides”, situado frente a la iglesia de San Francisco, sede religiosa de la Cofradía, encontrábamos hasta hace pocos años el museo de bordados del paso Azul, que fue instalado en la nuevas instalaciones del MASS remodelado tras los terremotos. Actualmente en este museo, se exponen una muestra de los bordados pertenecientes al Paso Azul.

LA CASA DE LAS CARIATIDES, es un edificio Ecléctico (realizado con diferentes estilos) del siglo XIX. Es un bonito ejemplo de la arquitectura de la época de la Restauración. Construido por orden de Encarnación Escobar, y adquirido por la Cofradía religiosa Hermandad de Labradores “Paso Azul”, en subasta notarial el Viernes de Dolores de 1987.

Miembros de la directiva del paso Azul firman la compra de la casa de las Cariatides en la Semana Santa de 1987

En su fachada, sobre los balcones superiores, podemos contemplar la decoración con unas caras femeninas esculpidas en los voladizos y que le dan el nombre al edificio.

En su interior, restaurado y decorado con un gusto exquisito donde se ha cuidado hasta el mínimo detalle, resalta la galería acristalada y la escalera modernista.

En este museo se custodian algunas de las principales obras del bordado lorquino y que son parte del conjunto de los tesoros artísticos de la Hermandad de Labradores del Paso Azul.

Creación del Museo de Bordados

Para poder guardar este rico patrimonio de la Cofradía, el Paso Azul adquirió el Viernes de Dolores del año 1987 la Casa de las Cariátides, ubicada en la calle Nogalte, antigua salida hacia Granada, a escasos metros de la Sede Religiosa de la Cofradía, la IGLESIA DE SAN FRANCISCO DE LORCA ANTIGUO CONVENTO FRANCISCANO Y HOSPITAL

La Casa de las Cariátides es uno de los mejores ejemplos lorquinos de la arquitectura ecléctica, de finales del siglo XIX. Un inmueble que forma parte del Patrimonio Artístico Nacional y que tiene Protección Integral.

La casa fue construida en 1890 por Encarnación Escobar. En los años 1988 y 1989 sufrió una espectacular restauración de manos de Cristiano Guerra y Sebastián Miñarro. Su trabajo en la conservación de las estructuras interiores y la fachada de la Casa de las Cariátides merecieron la Mención de Honor en los Premios de Arquitectura y Urbanismo de la Región de Murcia.

Pero cuando realmente la casa se convirtió en hogar para el Paso azul fue tras su inauguración como Museo de Bordados del Paso Azul en 1990.

Arquitectura

Lámpara y escalera de la Casa de las Cariátides

La fachada que engalana y guarda el patrimonio artístico de los Azules

La Casa de las Cariátides, Museo de Bordados del Paso Azul, fue construida en 1890. En su fachada se pueden apreciar las tendencias eclécticas que a finales del siglo XIX y primeros del XX caracterizaban la arquitectura en el levante español.

La fachada de la Casa se levanta en dos alturas. El primer cuerpo se levanta sobre un zócalo de piedra, y sus muros están decorados con almohadillado de estuco.

El segundo cuerpo fue realizado siguiendo las tendencias de la renovación del lenguaje oriental para los palacetes, con mayor decoración y rematado con balaustrada. Las ménsulas que decoran este segundo cuerpo poseen forma de cabezas femeninas, de ahí el nombre con el que se conoce a la Casa.

EL ANTERIOR MUSEO Y SU EXPOSICION

La Casa de las Cariátides, Museo de Bordados del Paso Azul, está dividida en dos plantas, que a su vez poseen varias estancias dedicadas a la exposición de mantos, túnicas, estandartes y tronos.

Primera planta: recepción y bienvenida a cargo de la imagen de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores.

Primera estancia: recepción

En esta primera sala se encuentra la recepción del Museo que incluye una pequeña tienda donde adquirir recuerdos de esta cofradía, desde pañuelos azules a pines en forma de caretas (Este es el nombre del himno del Paso Azul).

Frente a la recepción se puede apreciar el rostro de la Virgen de los Dolores, titular del Paso Azul, bordado en uno de los estandartes que forman parte del patrimonio de la Cofradía. Es obra de Emiliano Rojo.

Segunda Estancia: el patio

El patio de la Casa de las Cariátides cuenta con cuatro puntos de interés que no pasan desapercibidos:

Segunda Planta: de la Sala del Tesoro al Triunfo del Cristianismo

Tras subir las escaleras que dan acceso a la segunda planta se accede a una pequeña sala, que sin embargo guarda parte de la esencia del Paso Azul.

Primera sala religiosa: Sala del Tesoro

Cuatro estandartes destacan en el Paso Azul por encima de los demás. Se trata de el Reflejo, el Ángel Velado, San Juan y María Magdalena. Esta estancia los guarda con recelo para que sólo sean visitados por las personas realmente  interesadas en su historia.

  • El reflejo. Este estandarte debe su nombre a que la imagen de la Virgen que se encuentra bordada en él, es un fiel reflejo a la escultura que procesionaba con el Paso Azul antes de la Guerra Civil, y que fue destruida durante la contienda. Posee también las caras de las bordadoras que hicieron posible este estandarte en seda y oro: son los ángeles que acompañan a la titular de la Hermandad de Labradores.
  • El Ángel Velado. El estandarte representa un ángel que es protegido por un fino velo de tul. La excelente técnica de las bordadoras del Paso queda de manifiesto con esta excelente obra en seda y oro.
  • San Juan y María Magdalena. Estos dos personajes del Nuevo Testamento acompañaron a Jesús en sus momentos de pasión, y tienen vital importancia dentro de la Semana Santa lorquina y sus desfiles Bíblico-Pasionales. La decoración en oro que rodea a las dos figuras muestra la exquisitez de los bordados azules de principios del siglo XX.

También en esta sala se puede apreciar la túnica de uno de los Nazarenos de los 7 Dolores de la Virgen.

Segunda sala religiosa: el primer manto de la Virgen Azul

Un espacio aún menor que el anterior guarda auténticas reliquias para la Hermandad de Labradores. En vitrinas bien resguardadas de la intemperie y de los descuidos se pueden descubrir:

  • Túnica de mayordomo del Paso Azul, bordadas con hilo de oro.
  • El Manto Negro de la Virgen de los Dolores. Se trata del manto más antiguo de la Semana Santa lorquina. Fue realizado en 1856, aunque en el siglo XX sería sustituido por el manto, obra de Cayuela, con el que desfila en la actualidad la Madre de los azules. La razón de esta sustitución fue que el Manto Negro pasó a considerarse una verdadera reliquia para el Paso y era necesario conservarlo.
  • El Estandarte del Cristo de la Buena Muerte, realizado por Emiliano Rojo en 1964.

Primera sala bíblica: Las últimas adquisiciones del Paso

En esta estancia existen 4 estanterías que contienen algunas de las mejores piezas del Paso Azul.

En la estantería central se encuentra el manto de la Crucifixión de San Pedro.

En la vitrina de la derecha se puede apreciar el manto de la Sibila Cimeria.

A la izquierda se presentan cuatro capetas de etíopes estrenadas en la Semana Santa lorquina de 2005. Representan al Templo de Isis, la Ciudad de Nubia, el Faraón, y la Guardia del ejército del Faraón.

Viernes de Dolores del año 1.987, compra de la Casa de las Cariatides.

En tres pedestales y una vitrina de menor tamaño se encuentran expuestos los mantos que representan a los cuatro padres de la iglesia: San Gregorio, San Ambrosio, San Jerónimo y San Agustín.

Segunda sala bíblica: de los dioses de la mitología greco-romana al Triunfo del Cristianismo

Una relación de mantos con imágenes bordadas de dioses mitológicos se exponen en esta sala. Entre ellos se puede destacar por la variedad de colorido que representa a Poseidón, el dios griego del agua. También resulta interesante el Manto de la diosa romana Venus por la intensidad de su mirada y la expresión de su rostro.

Para cerrar el Cortejo Bíblico en los desfiles bíblico-pasionales de la Semana Santa lorquina, el Paso Azul cuenta con la Carroza del Triunfo del Cristianismo o del Ángel Caído. En el Museo de Bordados se presenta el Manto de la Resurrección de Cristo. Este manto está realizado con 16 m2 de oro y seda. Como detalle del bordado se puede apreciar el rostro del Apóstol San Pedro, piedra angular de la Iglesia Católica, y una imagen de Cristo Resucitado.

Un sin fin de experiencias que traspasan las paredes y salas de esta casa en el que tiene su corazón casi la mitad del pueblo lorquino.

Dirección: CALLE NOGALTE, 7. LORCA
Teléfono: 968472077

GALERIA DE FOTOS

 

Artículo anteriorLa hermana del jornalero muerto en Lorca cuenta que no no aguantaba más, y tenía previsto volver a su país el 28 de octubre.
Artículo siguienteLOS DUENDES DEL MUSEO