Inicio Historia PUENTE DE LA TORTA Y ANTES – Antonio Valero de Torres

PUENTE DE LA TORTA Y ANTES – Antonio Valero de Torres

0
PUENTE DE LA TORTA Y ANTES.

Todos conocemos perfectamente el Puente de la Torta y algunos pormenores de su historia. Lo hemos cruzado cientos de veces y sabemos que une las hermosas alamedas con los barrios de Santa Quiteria y de la Virgen de las Huertas y que atraviesa la Rambla de Tiata, que pronto se convertirá en un vial mas de la ciudad..

Se tiene por cierto, que fue el segundo puente de la historia de España, hecho con hormigón armado entre los años 1910 y 1912.

 El puente forma un arco de 45 metros de luz y 6 metros de flecha, que sirven de apoyo a un tablero sostenido por viguetas. El tablero tiene 4 metros de anchura y su parte central de 2 metros, estaba calculada para sostener carros con carga de hasta tres mil kilogramos, sobre un firme de piedra machacada. Las aceras para tránsito de peatones van apoyadas en las partes de las viguetas que vuelan sobre los montantes. El puente está desarrollado por dos arcos iguales y paralelos, separados 2 metros de eje a eje y arriostrados (estructuras de sujeción y equilibrio) transversalmente cada 3 metros.

Su construcción fue dirigida por dos ilustres ingenieros don José Eugenio Ribera, profesor de la Escuela de Ingenieros de Caminos y don Francisco Manrique de Lara, director del Sindicato de Riegos de Lorca. No todos los historiadores están de acuerdo.

En un principio servía de paso a personas y vehículos de tracción animal, pero posteriormente se suprimió el tránsito de animales.

La estructura del Puente de la Torta está incluida en el catálogo de Bienes Protegidos.

Los terremotos del 11 de mayo del 2011 causaron daños, cuyos trabajos de reparación fueron dirigidos por el ingeniero de Caminos don Manuel Jódar Casanova y la obra concertada se financió con Fondos Europeos.

Pero muchos lorquinos ignoran a que se debe el nombre de Puente de la Torta, a los que vamos a aclarárselo con una antiquísima fotografía del famoso Gustavo Gillman fechada en 1909, pocos meses antes de iniciar la obra del Puente, en la que vemos a unos vecinos atravesando la rambla de Tiata por una pasarela de tierra, a la que llamaban popularmente Torta, y de ahí le vino el nombre y se quedó bautizado nuestro puente para mientras dure, que suponemos que después de aguantar un siglo y pico, aún serán varias generaciones las que lo disfruten en sus paseos o acompañando a la Virgen de las Huertas, en sus visitas a las parroquias de la ciudad, donde van además de los devotos cofrades, los animosos costaleros y la banda de músicos de gaita, con una multitud de lorquinos que por arraigo y piadoso folclore, siguen el cortejo cantando eso de: “Cuando pasa mi Patrona por el Puente de la Torta, florecen los limoneros, los naranjos y las rosas”.

Las tradiciones las crea el pueblo y no se deben perder, hay que fomentarlas.

 

/Puente pasando las procesión de la Virgen de las Huertas y pasarela de 1909, sobre la que se construyó nuestro hermoso viaducto de la Torta/.

Artículo anteriorLa Comunidad inicia los trámites para conceder la Medalla de Oro de la Región de Murcia a Coros y Danzas de Lorca
Artículo siguienteIU-Verdes Lorca exige que se liciten las obras de regeneración urbana de La Viña baja y el Camino Viejo