Inicio Cosas de Lorca Paisajes y pedanias La cuenca del Rio Luchena en Lorca

La cuenca del Rio Luchena en Lorca

Situado en las Tierras Altas de Lorca, el río Luchena y su cuenca es una de las zonas menos conocidas y visitadas de la Región de Murcia.

0

Luchena es un río que brota junto a la Casa de la Chiripa, bajo la buitrera del Cerro de los Machos (1.204 metros) y el Estrecho, cañón angosto y sinuoso donde se alza la presa del pantano de Valdeinfierno, en las Tierras Altas de Lorca (Región de Murcia). Zona de extraordinaria belleza declarada con protección ZEPA. Desemboca en el Guadalentín en el Pantano de Puentes.

Ahora nace en el acuífero Pericay-Luchena, dos kilómetros más abajo de la presa de Valdeinfierno, donde termina el barranco tortuoso que hizo posible su construcción, y es un gozo comprobar que no ha perdido su condición de caudaloso y cristalino. Un estudio cifra su caudal en 340 litros segundo, o lo que es igual, 10,72 hectómetros cúbicos anuales, calculándose en mil hectómetros cúbicos el total de la reserva, un tesoro intocable.

Toda el agua que vierte este río es utilizada para riego (junto al Río Velez), canalizándose hasta el pantano de Puentes, desde donde es transportada hacia la zona de regadío de Lorca.

Nacimiento Río Luchena

Cauce próximo al nacimiento

Las aguas del Luchena permite el desarrollo de una fauna muy poco común en la actualidad de la Región de Murcia, La tortuga mora, el pito real, la culebra viperina, el águila real, el halcón peregrino, la ardilla, el jabalí, el tejón, el gato montés, el zorro, la gineta, y en las aguas claras se ven caracolas adheridas a la piedra lavada y al canto rodado, compartiendo charcas con el galápago leproso, el barbo gitano y el zapatero, un insecto que posa sus patas en la superficie cristalina.

Zona con pozas para el baño en el Río Luchena.

Según un estudio realizado por el Comité Nacional Español de Grandes Presas el manantial de los Ojos de Luchena presenta un total de 10,72 hectómetros cúbicos al año de recursos hídricos renovables, los cuales son obtenidos de dos formas: 3,75 Hectómetros cúbicos al año por infiltración directa del agua de lluvia y 6,97 por la infiltración de las aguas provenientes del río Caramel y de su embalse.

También pone de manifiesto la correlación entre los volúmenes de agua embalsados en Valdeinfierno y los caudales medios en el manantial de los Ojos de Luchena.