Inicio Cosas de Lorca Paisajes y pedanias Restauran el tramo alto del Río Luchena localizado entre los pantanos de...

Restauran el tramo alto del Río Luchena localizado entre los pantanos de Valdeinfierno y Puentes.

0

Restauran el tramo alto del Río Luchena localizado entre los pantanos de Valdeinfierno y Puentes.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), a través de su Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal (DGDRPF), ha finalizado la inversión de 262.793,70 € en las obras de restauración del tramo alto del Río Luchena localizado entre los pantanos de Valdeinfierno y Puentes, en la Comarca Alto-Guadalentín del término municipal de Lorca (Murcia). Se trata de un tramo del curso de agua incluido en la Red Natura 2000, bajo la figura de ZEPA “Sierras del Gigante-Pericay, Lomas del Buitre-Río Luchena y Sierra de la Torrecilla” (ES0000262) y el LIC “Lomas del Buitre y Río Luchena” (ES6200034).

Los objetivos que han cumplido las actuaciones de restauración medioambiental de referencia han sido los siguientes:

Fomentar la protección de la biodiversidad y la naturaleza sobre espacios incluidos en Red Natura 2000.

Incrementar el papel mitigador del cambio climático de los sistemas forestales riparios.

Garantizar el papel multifuncional de un espacio de especial singularidad como el del Río Luchena, optimizando los servicios y beneficios ecosistémicos que proporciona a la sociedad (regulación del flujo hidrológico, control de la erosión, protección de la biodiversidad, mitigación del cambio climático, disponibilidad de lugares de recreo, ocio y tiempo libre, etc.)

Conseguir una mejor conectividad longitudinal del río, contribuyendo a un mejor flujo de los nutrientes, sedimentos y especies vegetales a través del corredor fluvial.

Las actuaciones ejecutadas han consistido en plantaciones de enriquecimiento con especies arbóreas y arbustivas en las márgenes del río, cuyo diseño ha partido de un análisis previo de los tramos a partir de la información suministrada por un dron. De esta forma se estableció una longitud de actuación de 10 km donde se identificaron tres modelos diferenciados de plantación en función de la distancia al cauce y diferencias altitudinales.

Los trabajos ejecutados en la restauración se pueden resumir en una preparación previa del terreno, la carga, transporte, distribución de la planta y plantación, y las labores complementarias de instalación de protectores o riegos. Mediante esta actuación se ha enriquecido el ecosistema fluvial empleando especies autóctonas propias de la serie edafófila riparia de la zona, que a su vez aportan la mayor protección al suelo y ostentan una alta tasa de supervivencia, entre las que pueden citarse el álamo blanco (Populus alba), almez (Celtis australis), fresno (Fraxinus angustifolia), olmo (Ulmus minor), sauce (Salix spp.) o saúco (Sambucus nigra), entre otras.

Estos trabajos se enmarcan junto con otros similares de restauración hidrológico-forestal, lucha contra el cambio climático y protección de los recursos naturales agua y suelo que viene realizando el MAPAMA (DGDRPF), sobre terrenos de las Confederaciones Hidrográficas del Guadalquivir, Tajo, Ebro y Segura, con una inversión ejecutada en 2017 de 1.926.120 €.