Inicio Cosas de Lorca Personas y Asociaciones Mientras se vende en FITUR el pasado glorioso de Lorca, la lluvia...

Mientras se vende en FITUR el pasado glorioso de Lorca, la lluvia y la dejadez pública tiran al suelo un tramo de la muralla medieval de la ciudad en las proximidades de La Merced

Sosa exigió en 2016 que se abordase su adecuación y el Gobierno regional gastó entonces nada menos que 30.000 euros en "mal poner" cuatro chapas de hojalata para esconder la muralla

0

Mientras se vende en FITUR el pasado glorioso de Lorca, la lluvia y la dejadez pública tiran al suelo un tramo de la muralla medieval de la ciudad en las proximidades de La Merced.

En octubre de 2016, el Portavoz municipal de Izquierda Unida-Verdes, Pedro Sosa, se interesó por el estado lamentable que presentaba el tramo aislado de la muralla medieval de la ciudad de Lorca situado en la vertiente del cerro del Castillo que mira al río, en las inmediaciones del Convento de la Merced.

Sosa denunció entonces que los trabajos de restauración de la muralla medieval de la ciudad de Lorca, realizados en el entorno de la Merced, habían dejado olvidado el tramo de lienzo de muralla situado justo al comienzo de la primera curva de la bajada del Puente del Barrio en dirección a la Parroquia, en las traseras de la nave que el Paso Blanco tiene en ese lugar. El concejal de IU-V advertía en aquel momento que “ese tramo de muralla estaba perdiendo su costra de cal y que en algunos puntos se estaba produciendo un desmoronamiento de la estructura interior de la muralla”.

Sosa también tiró entonces de normativa, y advirtió al Gobierno local del momento que el PEPRI, en su artículo 204, proponía varias actuaciones a desarrollar para la Protección y Conservación de la Muralla, sus lienzos y torreones, que no se estaban ejecutando.

El edil de IU-V afirma que si hoy hemos perdido un nuevo tramo de lienzo de muralla no será porque no estaban advertidos, y responsabiliza tanto al Gobierno regional como a los dos gobiernos locales (el del PP y el del PSOE) de esta importante pérdida de nuestra historia y de nuestro patrimonio, generando además situaciones de peligro por desmoronamiento y caída de la muralla a una vía pública transitada por vehículos y peatones.

Por último, Sosa afirma que el Ayuntamiento debería tomar cartas en el asunto de manera inmediata, promover las iniciativas oportunas para la rehabilitación de ese tramo y, de camino, pedir explicaciones al Gobierno regional sobre los 30.000 euros de dinero público gastados en cuatro chapas de hojalata de la barata que, desde luego, no arreglaron en modo alguno el problema ni cultural, ni patrimonial, ni de seguridad vial que supone una edificación ruinosa e inestable como la citada.

Sosa ha concluido afirmando que “nos parece inaudito que medio Gobierno local de PSOE y Ciudadanos ande de excursión por la FITUR de Madrid, vendiendo el pasado glorioso de Lorca, mientras algo tan significativo de ese pasado como es una muralla medieval se cae al suelo por la desidia de quienes gobiernan”.