Inicio Cosas de Lorca Monumentos y Casas EL PILAR METÁLICO DE LA IGLESÍA DE SANTA MARÍA, LORCA.

EL PILAR METÁLICO DE LA IGLESÍA DE SANTA MARÍA, LORCA.

0
EL PILAR METÁLICO DE LA IGLESÍA DE SANTA MARÍA, LORCA.
La iglesia de Santa María es una de las más antiguas se Lorca, construida en el siglo XIII sobre el lugar que ocupaba la mezquita aljama de la ciudad andalusí.
Fue reedificada en estilo gótico durante el siglo XV y remodelada con las formas barrocas en el siglo XVIII, época en la que se completo su arquitectura con un hermoso camarín. Durante la Guerra Civil quedó muy maltrecha y perdió el culto, lo que la llevó a un proceso acelerado de decadencia y destrucción.
Todo edificio necesita de un mantenimiento y cuando este no se realiza, comienzan a aparecer los daños que pueden llevar a su ruina. Uno de los “talones de Aquiles” de este templo fue uno de sus pilares, concretamente el que se encontraba a los pies de la iglesia, separando la nave central de la nave lateral izquierda.
Pilar construido sobre un aljibe, como se pudo constatar en la excavación arqueológica de tipo preventivo realizada con motivo de la primera fase de restauración de la iglesia; aljibe perteneciente a la antigua mezquita que para la construcción del templo cristiano había sido sellado y colmatado.
Este pilar construido sobre terreno inestable, caería tras el abandono de la iglesia a mediados del siglo XX y con él arrastró parte de las bóvedas de crucería que conformaban la cubierta de la iglesia, configurando la imagen de una abandonada ruina histórica que ha caracterizado a esta iglesia durante muchos años, sobre todo cuando se bajaba desde el Castillo.
Cual fue mi sorpresa cuando pude entrar al templo hace dos años, acompañado por el arquitecto y técnicos de diferentes administraciones, el ver en lo alto colocados los armazones triangulares de madera que soportarían la techumbre y el pilar metálico que junto al resto de pilares originarles sostendrían la techumbre. Me gustó verlo allí, inhiesto, oscuro y construido con un material diferente que permitía diferenciarlo de los originales, a la vez que le daba el protagonismo de una acertada restauración.
Hace unos días charlando con unos amigos que visitaron la iglesia de Santa María durante la “Noche de los Museos”, me contaron que el técnico que realizó la visita guiada les comentó que iban a recubrir el pilar metálico. Me quede perplejo, iban a tapar uno de los elementos más singulares de la restauración y que permitía una mejor comprensión de cómo se ha había realizado esta.
Esoeremos que solo fuera un comentario y que no se oculte el pilar metálico que ha sido una recurso acertado del arquitecto que ha dirigido estas obras y que no resta nada de estética y de singularidad al conjunto, más bien se la aporta, dando singularidad a la restauración del templo.
Artículo anteriorEl servicio de avisos por Whatsapp de las ofertas de empleo público supera los 4.000 suscriptores
Artículo siguienteAccidente aparatoso en la carretera de Aguilas RM 11 y otro en Henares A91.