Inicio Mi Rinconcico Antonio de Cayetano DE LOS COCHES DE CHOQUE AL BOTELLÓN por Antonio de Cayetano

DE LOS COCHES DE CHOQUE AL BOTELLÓN por Antonio de Cayetano

0

Los coches eléctricos han sido siempre un punto de encuentro para los adolescentes, recuerdo esas tardes de feria sentado sobre sus bancos, charlando y escuchando los últimos temas musicales, canciones que todavía hoy se recuerdan asociadas a algún que otro ligue de entonces. Una vez pasada la feria, también durante un tiempo, los coches de choque eran el punto de reunión para una parte de la juventud lorquina, pues en el otoño e invierno se instalaban en un solar de Juan Carlos I próximo a Floridablanca, como también se hizo en otro solar de la Alameda de la Constitución, contribuyendo durante esos años al disfrute de los jóvenes, adolescentes que en esa época no contaban con ninguna otra alternativa para sus ratos de ocio.

En estos momentos una ambulancia se lleva a un joven con un caso de intoxicación etílica grave.

Posted by COSAS DE LORCA on Saturday, September 17, 2016

Hoy todo ha cambiado, la vida de los adolescentes de ahora es muy distinta a la de antes, excepto que siguen sin tener un lugar donde encontrarse, charlar o escuchar música, un sitio donde relacionarse y desarrollarse socialmente, apostando estas nuevas generaciones de entre 13 y 17 años, por el consumo de alcohol como la forma más fácil para divertirse, valiendo cualquier parque, plaza, aparcamiento o descampado para instalar su campamento, acampada libre de control alguno en cuanto a la edad y horarios, y donde todo gira alrededor del consumo desmesurado de bebidas alcohólicas, bebiendo gran cantidad en un corto espacio de tiempo.

BOTELLON FERIA LORCA, ALCOHOL Y TABACO

Afortunadamente no todos los adolescentes son así, pero sí que es cierto que el alcohol es la parte fundamental de cualquier fiesta, durante la cual se bebe y se bebe y se vuelve a beber, teniendo cada vez la necesidad de beber con más frecuencia para obtener los mismos efectos. Y si esto es perjudicial para cualquier persona, es fatal para los adolescentes, cuyo organismo todavía se está desarrollando, dañando el cuerpo y el cerebro, causando problemas de atención, de memoria y de coordinación en estos jóvenes con personalidad vulnerable, con ganas de probar sensaciones nuevas y donde no se valora el riesgo que eso conlleva.

Las borracheras perjudican el crecimiento, potencian la agresividad, hacen que al no percatarse de lo que está bien o lo que está mal, se lleven a cobo relaciones sexuales sin protección, con el consiguiente riesgo de contagios y embarazos no deseados y lo que es más lamentable, pueden provocar un coma etílico que acabe con su vida, como también el consumo de alcohol es la primera causa de muerte por accidente de tráfico en jóvenes de entre 18 y 30 años.

botellon-feria-lorca-2016
Botellón en carril paralelo a la rambla de la feria 2016, y ambulancia que se lleva a un jovén intoxicado por la ingestión de alcohol.

Hoy la actualidad en Lorca es el comienzo de su feria y fiestas, la imagen es la de nuestros políticos montados en las atracciones y con cara de pasarlo bien, pero también hay otra imagen que como la de los políticos se repite todos los años, aunque esta no sale en los medios, que es la de cientos de adolescentes haciendo botellón en los muros del río, pasándolo también bien, pero sin ser conscientes del daño que en un futuro les puede ocasionar esta ingesta de alcohol a una edad tan temprana, pues ya se sitúa en menos de los 14 años la edad en que nuestros jóvenes se inician en el consumo de bebidas alcohólicas.

Creo que nuestros políticos deben de actuar ya buscando otras alternativas al botellón, no solo durante estos días de feria, sino en el resto del año, pues el puente de hierro y alguna alameda son lugares donde habitualmente se realiza el botellón. Por ser sitios apartados no molestan al vecindario con ruidos, música o escándalos, pero no por pasar desapercibido hay que ignorar el problema.

Botellodromo de Granada, actualmente clausurado.
Botellodromo de Granada, actualmente clausurado.

En Granada se instaló un botellódromo en un sitio apartado, hoy 10 años después se ha cerrado, se han dado cuenta los políticos del desatino de entonces, esperemos que no sea demasiado tarde cuando nos demos cuenta de lo que se está haciendo con la juventud de esta generación, que encuentra en el alcohol su principal diversión.

Hay que buscar alternativas al consumo de alcohol, tienen que implicarse padres, maestros y políticos, unos en educar a los jóvenes haciéndole ver el riesgo que este hábito conlleva y los otros organizando actividades para que el ocio y la diversión de nuestros adolescentes se desarrolle de otra manera. Juegos de rol y de mesa, pin pong, clases de baile, cine, concursos deportivos, de destreza o cualquier otra cosa a la que nuestros jóvenes se sientan atraídos.

Un ocio saludable que se convierta en una alternativa al consumo de alcohol durante la feria y los fines de semana, pues no es imprescindible tomar “tanto alcohol” para relacionarse, y que haga que los viernes de nuestros adolescentes sean diferentes, más productivos para ellos mismos y para la sociedad en general, ya que de seguir así, en unos años aumentaran los casos de cirrosis, hepatitis, las alteraciones renales, la pancreatitis y ciertos tumores.