Inicio Actualidad 150 vecinos de Campillo exigen la retirada de una antena de telefonía

150 vecinos de Campillo exigen la retirada de una antena de telefonía

Advierten sobre la proximidad de la instalación a sus viviendas y a una estación de servicio

0
LORCA- 13/6/2015. Queja de los vecinos por una antena movil instalada cerca de las casas

Vecinos de Campillo han expresado su preocupación por las repercusiones que podría tener para su salud la cercanía de una antena de telefonía con sus viviendas.

Reclaman la retirada inmediata de la instalación, que dista pocos metros de una gasolinera. «Mi casa está a 40 metros. Me preocupa cómo puede repercutir en la salud de mi mujer, mis hijas… mi madre, en la mía. No hay estudios precisos sobre el tema, pero lo que sí está claro es que se han producido distintas patologías a ciudadanos que vivían cerca de este tipo de armatostes. Si puedo elegir, elijo no estar cerca de ellos», afirma, tajante, Francisco Sánchez.

Los vecinos cuentan que hace algunas semanas recogieron unas 150 firmas para solicitar que no se les concediese permiso para situar el poste en el lugar. «No nos han hecho caso. Desde hace algunos días hay una furgoneta de color rojo cerca de él.

Nos han dicho que son las pruebas previas para situar el poste mayor, por lo que se puede decir que las emisiones ya se han iniciado», explica Salvador Moreno, que también reside a pocos metros de la antena de telefonía.

Pero lo que les quita el sueño es la cercanía de la antena a una estación de servicio. «No entiendo mucho del tema, pero cuando voy a una gasolinera lo primero que te dicen es que no enciendas el móvil.

Sin embargo, no han puesto reparos para que la antena esté a pocos metros de la gasolinera. Nos preocupa que se produzca alguna chispa y que podamos salir por los aires», relata Mari Carmen Jiménez.

Ayer por la mañana un grupo de vecinos se concentraron junto a la infraestructura de comunicación para plantear nuevamente su rechazo a su ubicación en el lugar.

Dicen no estar en contra de las nuevas tecnologías, pero sí de evitar que los postes que las propicien se sitúen cerca de las viviendas. «Tenemos niños. Pequeños de corta edad que no tienen por qué estar sometidos a este tipo de radicaciones. Lo único que pedimos es que la ubiquen en otro lugar más aislado», añadieron.

Campillo, y más concretamente la carretera de Altobordo, parece ser uno de los ‘puntos negros’ del municipio en cuanto a cobertura de telefonía móvil. «Sí, somos conscientes de que hay problemas para comunicarse a través de los móviles en esta zona, pero seguro que hay otro lugar estratégico donde ubicar el poste y menos poblado», concluyeron los afectados.