Inicio Actualidad El entorno de la muralla medieval tendrá aparcamiento y arbolado

El entorno de la muralla medieval tendrá aparcamiento y arbolado

La explanada, de más de 5.000 metros, contará con espacio para 80 vehículos, nueva iluminación y jardines

0

El proceso de recuperación de la muralla medieval de la puerta de San Ginés, llamada a convertirse en un nuevo atractivo turístico por su situación junto al Centro de Visitantes Lorca, Taller del tiempo y la Oficina de Turismo, y la regeneración urbana del barrio de San Juan, continúa con nuevas obras para la mejora del entorno, en las que se incluye la explanada existente que se utilizaba como aparcamiento.

Los trabajos en marcha se centran en la renovación y reordenación de una superficie de casi seis mil metros cuadrados en la que se creará una plaza de 2.145 metros de adoquín granítico con 84 plazas de aparcamiento para automóviles y tres plazas para autobuses.

También habrá una plaza peatonal delante del Centro de Visitantes y aceras perimetrales de losa de granito, que ocuparán una superficie de casi 600 metros cuadrados, una zona ajardinada de un centenar de metros y unas calles de rodadura que irán de asfalto.

El proyecto en marcha incluye la mejora total del alumbrado con iluminación led y el acondicionamiento de los muretes de la carretera de La Parroquia, renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento de la zona, instalación de una nueva red para soterramiento de servicios de alumbrado público, redes de telecomunicaciones y de baja tensión.

Además, está previsto la plantación de nuevo arbolado y el reasfaltado del tramo de carretera que une el puente del Barrio con La Velica, con el objetivo de mejorar la imagen global de la zona que se ofrezca al visitante.

Las obras en marcha tienen un plazo de ejecución de seis meses, y con ellas se culminará todo el proyecto en esta zona. Solo quedaría pendiente, aunque no corresponde a este tipo de actuación, que se financia con una aportación de 475.342 euros de la Consejería de Obras Públicas, la rehabilitación del edificio que alberga el Centro de Visitantes, cuya fachada, que era la antigua entrada a la iglesia de los Mercedarios, está apuntalada desde los seísmos de 2011. Su rehabilitación está prevista en el Plan de Recuperación del Patrimonio Cultural de la ciudad.

La concejal en funciones de Empleo, Eulalia Ibarra, explicó ayer los detalles de esta última actuación que dijo «supondrá renovar en todos sentidos esta zona del casco antiguo que es uno de los primeros paisajes que contemplan los turistas que nos visitan, al mismo tiempo que mejoramos a los vecinos de este barrio».