Inicio Actualidad Lorca ADIF aprueba sustituir la construcción de los cinco puentes previstos para el...

ADIF aprueba sustituir la construcción de los cinco puentes previstos para el paso del ferrocarril por Tercia por un viaducto de 2,16 kilómetros que evitará la división de la pedanía

El alcalde de Lorca ha informado del proyecto definitivo enviado por ADIF a los miembros de la Mesa del Ferrocarril y ha asegurado que se trata de “una solución óptima que viene a salvar las tres carreteras que conforman el eje de comunicación de Tercia”.

0
ADIF aprueba sustituir la construcción de los cinco puentes previstos para el paso del ferrocarril por Tercia por un viaducto de 2,16 kilómetros que evitará la división de la pedanía.

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, ha informado de las cuestiones tratadas en la reunión de la Mesa del Ferrocarril celebrada, esta mañana, en el Centro de Desarrollo Local de la ciudad.

Mateos ha explicado que “durante esta reunión de la Mesa del Ferrocarril, hemos dado traslado a los componentes de la misma el recién recibido proyecto definitivo de ADIF en cuanto al tramo La Hoya-Lorca, que atraviesa de lado a lado la pedanía de Tercia, había un proyecto original que incorporaba la realización de cinco grandes puentes para salvar la plataforma de alta velocidad.

“Un proyecto muy polémico puesto que tanto los vecinos y vecinas de la pedanía como los miembros del actual equipo de Gobierno entendíamos muy perjudicial tanto para aquellos vecinos afectados por las expropiaciones para la realización de estos puentes como para el desarrollo económico y social de Tercia puesto que se creaba un muro con pasos muy dificultosos con la cantidad de tráfico de vehículos de gran volumen por la industria agroalimentaria que concentra la zona de Tercia”.

El Primer edil ha indicado que “con la creación de la Plataforma vecinal Villaespesa Soterrada y el apoyo de este Ayuntamiento se creó otro proyecto en el que los pasos elevados se sustituían por pasos inferiores, con la consecuente elevación de la plataforma y el aumento de las expropiaciones pero, finalmente, ADIF nos ha hecho llegar el proyecto definitivo y que pone fin a esta problemática”.

El alcalde de Lorca ha anunciado que “finalmente, ADIF ha accedido a sustituir la construcción de estos cinco grandes puentes por un viaducto que comenzará en el cruce con la carretera autonómica RM-D3, pasando por el Camino Villaespesa y termina en el Camino de Enmedio. En total, un viaducto con una longitud de 2,16 kilómetros y que permitirá que el ferrocarril atraviese Tercia sobre pilares y, por debajo de éstos, se mantengan los pasos actuales, carreteras que soportan una alta densidad de tráfico pesado”.

“Es un logro que viene satisfacer las grandes preocupaciones de los vecinos y vecinas ya que, en todo caso, esta problemática que partía a una pedanía con más de 3.000 ciudadanos y ciudadanas y a la que, a diario, se desplazan a trabajar más de 2.000 personas. Una solución óptima que viene a salvar las tres carreteras que conforman el eje de comunicación de Tercia, de sus habitantes, de los trabajadores y de los productos”.

Diego José Mateos ha querido agradecer “la sensibilidad que ha tenido ADIF y el Ministerio de Fomento, a través de la Secretaría de Estado, que ha estado muy pendiente y, por supuesto, también agradecer el impulso y el empuje que han tenido desde la Plataforma Villaespesa Soterrada trabajando de la mano con el Ayuntamiento de Lorca para conseguir esta solución que consideramos óptima”.

El alcalde ha adelantado que “la empresa adjudicataria del proyecto inicial para la construcción de puentes ha aceptado la modificación del proyecto por lo que existe ya el acuerdo entre ADIF y la empresa para creación de ese viaducto y esperamos que en muy pocos meses comiencen a ejecutarse los trabajos”.

Por su parte, Patricio Gómez, representante de la Plataforma Villaespesa Soterrada, se ha mostrado “doblemente satisfecho. Tanto por la eliminación de los cinco puentes previstos, que suponían un aislamiento total para la pedanía como por la construcción de este gran viaducto porque supone una mejora también ante cualquier avenida puesto que tampoco hará presa y evitará la acumulación de agua, por lo que estamos muy contentos”.

Respecto a los cortes de la línea de cercanías durante los trabajos de creación de la Alta Velocidad, Mateos ha informado de que se ha acordado “seguir luchando para que los cortes sean los mínimos y ocasionen la menor de las molestias puesto que tiene que haber algún corte ya que la vía de alta velocidad va a transcurrir por el mismo lugar que el cercanías, pero estaremos muy pendientes de que estas molestias sean las mínimas posibles”.

El Primer edil ha destacado que “también se ha tratado el estado de la tramitación del tramo Lorca-Pulpí, para el que desde el Ayuntamiento de Lorca pusimos en marcha desde el primer momento un servicio de asistencia técnica para todos aquellos vecinos afectados por las expropiaciones y ayudarlos, incluso, desde el punto de vista técnico para la presentación de alegaciones”.

“En este sentido, vamos a dar un paso más y se va prestar asesoramiento jurídico a quienes lo necesiten, para lo que se está trabajando ya con el Colegio de Abogados de Lorca para firmar un convenio de asistencia, similar al que se hizo para las cuestiones de cláusulas suelo y para los terremotos, para crear un canal fluido y que desde el Colegio de Abogados puedan prestar los servicios a aquellos vecinos y vecinas de Lorca afectados por las expropiaciones que crean lesionados sus derechos”.

Mateos Molina ha destacado también “la incorporación a la Mesa del Ferrocarril de un nuevo miembro, la Asociación Lorca Biciudad para aportar su visión y una opinión muy interesante acerca de la movilidad y, sobre todo, en la terminación del soterramiento del tren de alta velocidad”.

Artículo anteriorEl V Curso de Arqueología Medieval de Sefarad de la Universidad Internacional del Mar se celebrará en Lorca entre el 19 y el 21 de julio
Artículo siguienteLa rápida intervención de la Policía Local de Lorca consigue salvar la vida de una mujer que había sufrido un infarto en plena calle