Inicio Actualidad Lorca Con el nuevo PEPRICH reservan una manzana completa para uso hotelero, parking...

Con el nuevo PEPRICH reservan una manzana completa para uso hotelero, parking y oficinas.

El nuevo plan especial PEPRICH establece como de uso terciario para prestación de servicios al público tales como alojamientos, comercios al por menor, oficinas, aparcamientos, etc, pero donde no se pueden construir viviendas, toda una manzana formada por las calles Pío XII, Zorrilla y Fernando el Santo, que actualmente está deshabitada y algunas de sus edificaciones con riesgo de ruina.

0

Con el nuevo PEPRICH reservan una manzana completa para uso hotelero, parking y oficinas. 

“Será una herramienta para llenar de vida el casco histórico y al mismo tiempo mantener sus señas de identidad”, ha señalado el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, sobre la revisión del Plan Especial de Protección y Rehabilitación Integral del Casco Histórico de Lorca, PEPRICH, cuyo avance ha sido aprobado por la junta de gobierno municipal.

En este plan se catalogan con la categoria BIC once edificaciones son el conjunto del Castillo, la excolegiata de San Patricio, el conjunto de iglesia, convento y colegio de San Francisco, Palacio de Guevara, Teatro Guerra, El edificio de la sede de la Comunidad de Regantes donde actualmente esta el JARIQUE y la muralla medieval en el tramo en donde se encuentra el Porche de San Antonio, así como otros tramos de la misma con el torreón cercano al Pósito, el existente en las antiguas calle Rambla y Los Pozos, el de la parte trasera de la calle Cava.

El nuevo plan especial PEPRICH establece como de uso terciario para prestación de servicios al público tales como alojamientos, comercios al por menor, oficinas, aparcamientos, etc, pero donde no se pueden construir viviendas, toda una manzana formada por las calles Pío XII, Zorrilla y Fernando el Santo, que actualmente está deshabitada y algunas de sus edificaciones con riesgo de ruina.

Además de estos 11 elementos existen en este listado otros 109 edificios están catalogados como relevantes culturales, clasificación que según el PEPRICH obstentan los edificios que necesitan la protección BIC pero si un cuidado especial por su interés cultural, entre estos inmuebles destacan el antiguo convento de la Merced en la Puerta de San Ginés, Palacio de Esquilache que alberga el Museo Arqueológico Municipal, el claustro de Santo Domingo, el museo de bordados del Paso Blanco y Capilla del Rosario, Convento Madre de Dios de las Madres Mercedarias, el Palacio de Villaesusa, Casa de los Mula en Lope Gisbert, Casa de los Calderones, las iglesias altas (San Pedro, Santa María y San Juan) y las de Santiago, San Mateo, las ermitas de San Roque y San Sebastián, el edificio del Ayuntamiento, el Pósito, la Cámara Agraria, Casa de los Condes de San Julián, Casino Artístico y Literario y Torreón de los García de Alcaraz.

Para flexibilizar la rigidez del anterior plan, han empezado por ampliar los límites de aplicación de esta normativa, la receta para conseguir esa revitalización del casco histórico pasan por flexibilizar muchas de las exigencias que había hasta ahora en materia urbanística, sobre todo a la hora de ejecutar obras en viviendas.

Así, sobre su predecesor, el PEPRI, el PEPRICH “flexibiliza las condiciones para rehabilitar el parque inmobiliario en el centro histórico”, según el Ayuntamiento, “clarificando la normativa urbanística, generando un documento más sencillo, claro y ordenado” que permitirá conocer cuáles son las posibilidades de actución en cada inmueble.

También habrá más facilidades en lo referente a las licencias de actividad en esta zona protegida: “los requisitos serán lso mismos que en el casco urbano, por lo que se eliminan las incompatibilidades que impedían la implantación de actividades”, apunta el equipo de Gobierno.

Más flexibilidad que, por otro lado, también trae cosigo unas “ordenanzas estéticas” que endurecen las actuales para que el casco histórico tenga una imagen homogénea. De esta forma, “se limitará la gama de colores que se pueden emplear en la rehabilitación y construcción de inmuebles y se fomenta el uso de la carpintería de madera y de materiales tradicionales”.

Junto a estas medidas destacadas, también se actualiza la normativa arqueológica y se modifica la referente al uso de garaje y aparcamiento, abriendo además la posibilidad de que se construyan edificios para uso exclusivo como garaje-aparcamiento.

Como ya se había adelantado, el Ayuntamiento de Lorca podrá expropiar viviendas y solares abandonados y “se reducen lso plazos para que los propietarios de solares identifiquen, conserven y rehabiliten con el objetivo de optimizar y agilizar procesos”.