Inicio Actualidad Lorca El Ayuntamiento contesta las críticas sobre las obras desarrolladas en la Avenida...

El Ayuntamiento contesta las críticas sobre las obras desarrolladas en la Avenida y otras calles aledañas.

Desde el Ayuntamiento se recuerda a los lorquinos que todos los desperfectos que se están advirtiendo y de los que toman debida nota, serán reparados por la empresa ejecutora de las obras en el periodo de garantia. Ya han sido corregidos durante las obras distintos tramos de aceras y otros errores denunciados por usuarios en redes sociales como Cosas de Lorca.

0
El Ayuntamiento contesta las críticas sobre las obras desarrolladas en la Avenida y otras calles aledañas.

El Concejal de Fomento en el Ayuntamiento de Lorca, Ángel Meca, felicita al PSOE por su repentino interés sobre las obras de mejora en Juan Carlos I. Han tenido casi 2 años para aportar algo, pero han estado “sesteando”. En este sentido, el Concejal ha querido reivindicar algunas de las mejoras conseguidas en esta histórica obra; entre ellas destaca el nuevo colector de pluviales que anteriormente no existía, la renovación de todos los servicios que se encontraban en muy, muy mal estado y obsoletos y la nueva iluminación que ya se puede disfrutar y que hemos visto brillar esta Semana Santa, entre otros.

Ángel Meca también ha apuntado que el proyecto contemplaba una partida para la recuperación de elementos de seguridad vial, por lo que para optimizar recursos en algunos semáforos se cambiará por completo su mecanismo para estar a la altura de los nuevos.

“HEMOS DESCUBIERTO Y SOLUCIONADO MULTITUD DE CHAPUZAS EN LAS CALLES ALEDAÑAS A LA AVENIDA, ARREGLADAS HACE POCOS AÑOS POR EL GOBIERNO SOCIALISTA, QUE COSTARON UN RIÑON A LOS LORQUINOS”

El Concejal de Fomento ha indicado que las obras en Juan Carlos I, aunque están próximas a culminarse, aún no han concluido, incluyendo cuestiones que ese partido apunta y otras muchas más que, deliberadamente, han ocultado porque se han tenido que ejecutar para corregir las chapuzas que hicieron en las obras que ellos mismos habían realizado en esta área. Nos hemos ido encontrando desastres a cada paso como son:

-Hundimientos en el firme de la calle Serrallo por rellenos efectuados con materiales inadecuados y deficientes, provocando la fractura del firme y el desnivel de las aceras.

-Contenedores soterrados literalmente “podridos” en Floridablanca, pagados en su momento a precio de oro, que ha habido que sustituir y volver a hacer. Además de que la calle no estaba alineada.

-Aceras hundidas en la plaza del Óvalo, junto a la fuente, porque se les “olvidó” conectar el riego de las jardineras y el agua ha estado durante años filtrándose al subsuelo.

-Canalizaciones totalmente obsoletas

– En calle Poeta Carlos Mellado se ha descubierto que en la actuación que realizo el PSOE no se renovó ninguno de los servicios, limitándose únicamente a “una limpieza de cara”

– En Travesía Ramón y Cajal todas las piezas de las aceras estaban sueltas.

De todas formas hay que recordar que los posibles defectos o desperfectos causados por las obras serán subsanados por la empresa ejecutora, ya que las obras todavía no han terminado.

Con esta mochila a sus espaldas más les valdría respetar a quienes estamos trabajando para que todos los lorquinos disfruten de una avenida renovada, y no el desastre que nos dejaron.

El PSOE considera que las obras de Juan Carlos I no están a la altura de las expectativas de los lorquinos y denuncia “desperfectos incomprensibles”.

El concejal del PSOE, David Romera, ha denunciado los “importantes desperfectos que se aprecian a lo largo de la principal arteria de la ciudad”, con objeto que “dichos desperfectos sean subsanados, durante el periodo de garantía, antes de que el Ayuntamiento proceda a la recepción provisional de las obras”.

Romera considera que el resultado de las obras “no está a la expectativa de los lorquinos por cuanto la inversión realizada, muy superior a la que ha supuesto la regeneración urbana de barrios enteros de Lorca, se le supone un resultado mejor, unas calidades mejores, una ejecución mejor y una estética acorde a las características de una ciudad abierta, dinámica y mediterránea como lo es Lorca, con objeto de revitalizar la actividad comercial en la zona, muy decaída”.

En estos momentos, la principal arteria de Lorca ofrece un aspecto “frío, triste, apagado y gris que nada tiene que ver con nuestro paisaje urbano, nuestra luz, nuestro clima, ni el carácter vitalista de los lorquinos”, algo que sí dejaba entrever el proyecto original.

El edil socialista asegura que son generalizadas las quejas de los ciudadanos sobre los desperfectos que aparecen en la Avenida Juan Carlos I, especialmente los referidos al estado del nuevo pavimento, por cuanto ya se han producido algunos accidentes de personas que han tropezado por encontrarse las losetas de granito desniveladas, creando escalones que generan tropiezos y caídas de personas mayores. Igualmente, un paseo por las aceras de la nueva avenida, permite apreciar cómo hay tramos sin rejuntar, cómo existen losetas arañadas, mal alineadas o que están desportilladas.

Incluso “por increíble que parezca”, en el tramo comprendido entre Floridablanca y Santa Clara, en la margen izquierda, las losetas están colocadas al revés, dispuestas en paralelo a la calzada, por cuanto en el resto de la vía, aparecen en perpendicular a ésta; también se han colocado tonalidades distintas de un mismo color. Igualmente los imbornales colocados son “a todas luces” insuficientes para evacuar las aguas pluviales de una avenida de 900 metros de longitud donde la diferencia de altura entre la calzada y la acera será de apenas tres centímetros, lo que podría suponer la inundación de portales, garajes y comercios si se producen lluvias torrenciales.

Por otro lado, “apreciamos cómo se están reutilizando los semáforos antiguos y se están mezclando con otros nuevos”, y cómo se están instalando en ellos pulsadores para el paso de los peatones, lo que va a inhabilitar la denominada Onda Verde para que el tráfico discurra con fluidez y seguridad”.

Del mismo modo, los socialistas consideran que “el nuevo sistema de circulación impuesto generará un caos circulatorio en la principal arteria de la ciudad, especialmente en el tramo comprendido entre Floridablanca y Santa Clara, apostando por el sistema actual de dirección única”, esperando además que las marquesinas del transporte urbano sean colocadas con objeto de mejorar el servicio así como una renovada señalización vertical.