Inicio Actualidad Lorca El Ayuntamiento de Lorca activa la fase de Preemergencia del Plan INUNLOR...

El Ayuntamiento de Lorca activa la fase de Preemergencia del Plan INUNLOR ante la alerta amarilla por riesgo de tormentas

Isabel Casalduero: "se trata de una medida tomada ante la posibilidad de que a partir de las 00:00 horas y hasta las 18:00 horas pudieran registrarse en nuestro municipio precipitaciones en las que se acumulen hasta 25 litros por metro cuadrado".

0

El Ayuntamiento de Lorca activa la fase de Preemergencia del Plan INUNLOR ante la alerta amarilla por riesgo de tormentas.

La concejala de Emergencias del Ayuntamiento de Lorca, Isabel Casalduero, ha informado de la alerta amarilla por riesgo de tormentas comunicada por AEMET.

Casalduero ha anunciado que “debido a las previsiones meteorológicas realizadas por la Agencia Estatal de Meteorología y que comunican la alerta en nivel amarillo por lluvias y tormentas en el ámbito geográfico del Valle del Guadalentín, Lorca y Águilas para mañana, viernes 27 de noviembre, se ha activado la fase de PREEMERGENCIA del Plan Municipal de Emergencias frente a Riesgo de Inundaciones de Lorca (INUNLOR)”.

La edil ha indicado que “se trata de una medida tomada ante la posibilidad de que a partir de las 00:00 horas y hasta las 18:00 horas pudieran registrarse en nuestro municipio precipitaciones en las que se acumulen hasta 25 litros por metro cuadrado, con una probabilidad de ocurrencia de entre un 40 y 70 por ciento”.

Casalduero Jódar ha insistido en que “los ciudadanos deben extremear las precauciones y se mantengan informados de la predicción meteorológica más actualizada puesto que las actividades habituales pueden verse alteradas y las realizadas al aire libre interrumpidas”.

La concejala de Emergencias ha recordado que “para evitar accidentes, recomendamos retirar todos aquellos elementos en el exterior de las viviendas que puedan ser arrastrados por el agua; colocar los documentos importantes y, sobre todo, los productos peligrosos, en aquellos lugares de la casa en los que la posibilidad de que se deterioren por la humedad o se derramen, sea menor, así como la revisión, cada cierto tiempo, del estado del tejado, las bajadas de agua de edificios y de los desagües próximos”.

“Y, en el exterior, no estacionar ni circular con vehículos por ramblas para evitar problemas ante posibles crecidas de agua o riadas; alejarse de ríos, torrentes o zonas bajas de laderas y colinas y circular, preferentemente, por carreteras principales y autopistas”.

Isabel Casalduero ha insistido en que “las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puedan derivarse de las lluvias y, en caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás”.