Inicio Cosas de Lorca Personas y Asociaciones Los lorquinos logran reciclar casi un 12% más de envases ligeros, ocasionando...

Los lorquinos logran reciclar casi un 12% más de envases ligeros, ocasionando un mayor beneficio al medioambiente

De mantener la tendencia actual, cada lorquino podría cerrar 2016 con una aportación al menos medio kilo superior a la de 2015

0

Los lorquinos logran reciclar casi un 12% más de envases ligeros, ocasionando un mayor beneficio al medioambiente.

El Concejal delegado de la empresa municipal “Limusa”, Fulgencio Gil, ha informado que el primer balance del año en cuanto a la recogida selectiva de envases ligeros rubrica la línea ascendente de la tasa de reciclaje de los últimos quince meses gracias al esfuerzo de todos. Los lorquinos han depositado en el contenedor amarillo un 11,73% más de envases de plástico, latas y briks en el primer semestre del año con respecto al mismo periodo en 2015.

De mantener la tendencia actual, cada lorquino podría cerrar 2016 con una aportación al menos medio kilo superior a la de 2015, que también cerró en positivo, alcanzando el valor objetivo de la campaña ‘Educando a reciclar’ con un kilo más por habitante y año.

Esto supone que una familia media está reciclando ya 1 botella de litro y medio de plástico más de lo que hacía el año pasado, o un brik de un litro o 2 latas de refresco o conserva cada semana. A ello habrán contribuido especialmente los más pequeños de la casa, que fueron protagonistas el año pasado durante las charlas escolares que se impartieron a miles de alumnos en todo el territorio municipal que así lo reclamó.

http://www.limusa.es/noticias/212_1.jpgCabe recordar que el Ayuntamiento de Lorca con esta iniciativa pretende optimizar todos los recursos disponibles a su alcance para difundir, mediante charlas, conferencias y reuniones, el mensaje del reciclaje y la recogida selectiva de envases ligeros, distinguiendo muy claramente entre lo que sí y lo que no se puede depositar en el contenedor amarillo.

La mayor parte de la aportación no deseada al iglú de envases ligeros la constituye el vidrio, pero también hay otros materiales presentes en el contenedor amarillo y que no debían depositarse en él. Entre ellos está el acero que no es envase, ya que sólo se acepta el de las latas de conserva y las bebidas; los envases de medicamentos, que hay que llevarlos a un punto SIGRE, presente en las oficinas de farmacia; y botellas con líquido. Cabría recordar que es necesario vaciarlas complemente de su contenido y, preferiblemente, depositar el tapón aparte.

El Edil, por otro lado, ha señalado que “las conferencias no solo se han impartido a escolares, sino que también han llegado a los adultos, los cuales se han dejado seducir igualmente por la labor de los ecoinformadores, que han visitado diversos puntos del municipio dando respuesta a las preguntas que sobre el reciclaje pueden surgir en el día a día”.