Inicio Actualidad Regional Pedro Antonio Sánchez dímite para evitar el tripartito en Murcia.

Pedro Antonio Sánchez dímite para evitar el tripartito en Murcia.

El dirigente popular presenta su salida como un ejercicio de "responsabilidad para evitar un gobierno tripartito" tras ser investigado por los delitos de fraude y cohecho.

0

Pedro Antonio Sánchez dímite para evitar el tripartito en Murcia. 

Pedro Antonio Sánchez ha dimitido este martes como presidente de la Región de Murcia después de que el PP haya decidido retirarle el apoyo tras la petición de la Audiencia Nacional de que sea imputado por fraude, cohecho y revelación de secretos por su implicación en el caso Púnica. Sánchez se mantendrá al frente del PP murciano y mantiene su acta como diputado y, por tanto, el privilegio del aforamiento. De esta manera, las causas que tiene abiertas seguirán siendo investigadas en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia.

La decisión del PP de exigirle la salida para no perder la presidencia regional ha sido crucial para que Sánchez haya optado por la única salida: presentar la dimisión. De esta manera, los populares podrán presentar un candidato alternativo que será apoyado por Ciudadanos.

“Todo lo que se ha conseguido no se puede poner en riesgo”, ha alegado Sánchez, que está convencido de que el acuerdo entre el tripartido (PSOE, Ciudadanos y Podemos) ya estaba cerrado para desbancarle de la presidencia. “Tengo que hacer todo lo posible para evitar el tripartito y sus nefastas consecuencias”, ha asegurado.

“Me quita el sueño” pensar en un gobierno tripartito, ha asegurado,y ha confiado en que su renuncia “sirva para salvar” a la comunidad autónoma de esa situación. “Continuaré trabajando, que es lo único que se hacer y lo que estoy dispuesto a seguir haciendo con pasión y responsabilidad”, ha concluido, sin admitir preguntas de los periodistas y acompañado por todos los miembros de su equipo de Gobierno.

El PP ha decidido ceder ante la presión política y judicial por la persistencia de Pedro Antonio Sánchez a seguir en la presidencia de la Región de Murcia y ha optado finalmente, casi in extremis, por exigirle que deje el cargo después de que la Audiencia Nacional haya pedido su imputación por los presuntos delitos de fraude, cohecho y revelación de secretos por su implicación en el caso Púnica, según fuentes de la dirección nacional del partido.

Mariano Rajoy ha eludido esta mañana en Segovia el asunto y ha dejado su solución final en manos de su número tres, Fernando Martínez Maillo, que ha viajado esta misma mañana a Murcia y dará un discurso ante la Junta Directiva Regional del PP. Sánchez ha convocado su consejo de gobierno para despedirse y justificar ahora su marcha en un ejercicio de “responsabilidad para evitar” un ejecutivo tripartito entre Ciudadanos, PSOE y Podemos.