Inicio Actualidad Un conductor condenado por negarse a hacer la prueba de alcohol dice...

Un conductor condenado por negarse a hacer la prueba de alcohol dice que no podía soplar más

0

Un hombre que fue condenado a cuatro meses de cárcel y al pago de una multa de 1.080 euros por conducir ebrio y no someterse a las pruebas de alcoholemia dijo que no se negó a ello y que lo único que ocurrió es que “sopló hasta que el cuerpo no aguantaba más”.

Así se recoge en la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Murcia, que, al desestimar su recurso, confirma la que hace ahora poco más de un año dictó un Juzgado de lo Penal de Lorca.

Este órgano judicial declaró probado que los hechos ocurrieron en una calle de esta última población en febrero de 2014, cuando a los agentes de la policía local les llamó la atención la forma en que conducía el acusado, por lo que le dieron el alto y le indicaron que debía someterse a las pruebas de alcoholemia.

Según los agentes, el denunciado presentaba síntomas evidentes de que conducía bajos los efectos de la ingesta de bebidas alcohólicas, además de recoger en el atestado que se había opuesto a participar en las citadas pruebas, pese a ser advertido de las consecuencias de su actitud.

En su apelación, el acusado negó los hechos, y en cuanto a la negativa apuntada, insistió en que su postura fue de colaboración, pero que “soplaba y soplaba y allí -en referencia al alcoholímetro- no salía nada”.

Además, expuso que “cogía aire y seguía soplando, hasta que su cuerpo no aguantaba más”.

La Audiencia Provincial de Murcia, al desestimar su apelación, considera que los hechos han quedado probados, especialmente, con las declaraciones de los policías locales que le dieron el alto y los que, una vez en el cuartelillo, elaboraron el atestado.

Fuente: EFE