Inicio Cosas de Lorca Paisajes y pedanias Un geólogo y dos bomberos bajan a la sima más caliente del...

Un geólogo y dos bomberos bajan a la sima más caliente del mundo

Un geólogo, con la ayuda de bomberos, coloca sensores de gases a fin de obtener datos que permitan predecir nuevos terremotos

0

Un geólogo y dos bomberos descienden a la sima más caliente del mundo, la denominada “Sima del Vapor”, situada sobre la falla que causó el terremoto de Lorca en 2011.

El geólogo Raúl Pérez desciende esta tarde a la sima con mayor temperatura del mundo, a 43ºC, junto a dos miembros del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) del cuerpo de bomberos de la Comunidad de Madrid. El proyecto SismoSisma, impulsado por el Instituto Geológico y Minero de España, colocará sensores de temperatura y gases para conocer más acerca de los terremotos.

El doctor Raúl Pérez, comentó que “el principal riesgo viene por la elevada temperatura”, ya que la exposición a los gases se evita con botellas de oxígeno, con las que descenderán a la sima para hacer hoy un primer acercamiento y valorar los peligros, así como las posibles complicaciones de esta hazaña.

“En esta primera entrada vamos a tomar muestras de aire de la parte menos profunda de la cavidad (la sima llega a los 80 metros de profundidad) y colocar ya algún sensor”, apuntó el director del proyecto.

Los sensores tienen como principal cometido conocer las variaciones de las concentraciones de CO2, “que tienen que variar con los terremotos, no sabemos si un poquito antes o un poquito después”, para lo que estarán recogiendo datos entre cuatro y seis meses en esta sima, situada en Alhama de Murcia.

El doctor Raúl Pérez confirmó que mañana supondrá la última fase de colocación de los sensores, por lo que los descendimientos se sucederán entre este miércoles y el jueves, siendo el máximo tiempo que podrán estar trabajando en la sima de 40 minutos, teniendo que estar continuamente hidratados con agua.

Aún con el riesgo que entraña esta operación, el geólogo resaltó momentos antes de adentrarse en la sima más caliente del mundo que están “como locos por entrar”.

FUENTE: MADRID, 16 (SERVIMEDIA)