Inicio Ferias y Eventos El PP lorquino propone que la Feria de Lorca cuente con un...

El PP lorquino propone que la Feria de Lorca cuente con un horario libre de ruidos y luces estridentes para que niños con autismo o asperger puedan disfrutarla.

Se trata de una iniciativa que enriquecería en gran medida la celebración de la Feria De hecho numerosas ciudades españolas ya cuentan con acciones de este tipo, que han ofrecido un resultado excelente: "en vez de ruido insoportable, escuchamos la risa de los niños"

0

El PP lorquino propone que la Feria de Lorca cuente con un horario libre de ruidos y luces estridentes para que niños con autismo o asperger puedan disfrutarla.

La Concejal de Festejos del Partido Popular en el Ayuntamiento de Lorca, María de las Huertas García, ha propuesto el establecimiento de un horario libre de ruido y luz durante la próxima Feria y Fiestas de septiembre para favorecer que los niños con autismo, síndrome de Asperger y que presentan otros trastornos del espectro autista, o que simplemente no lo pasan bien con el elevado nivel de ruido del recinto ferial del Huerto de la Rueda, puedan disfrutar de nuestra Feria y Fiestas. Estamos hablando de niños con autismo que a menudo presentan alta sensibilidad al ruido y las luces estridentes.

Hemos de señalar que en el caso de los niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA), uno o varios sistemas sensoriales están afectados de tal forma que las sensaciones habituales son percibidas con una intensidad intolerable. Lamentablemente la mera anticipación de la experiencia puede conducir a una intensa ansiedad o pánico, algo que estamos en disposición de evitar mediante la puesta en marcha de esta iniciativa.

Mari Huertas García ha indicado que la propuesta del Partido Popular plantea el establecimiento de horas sin ruidos, alto volumen o luces en el recinto ferial del Huerto de la Rueda para favorecer la inclusión y el disfrute de los niños con trastornos del espectro autista (T.E.A.) y Síndrome de Asperger, algo que también solicitan numerosas personas mayores. Consideramos idóneo que este horario libre de ruidos coincida con el establecido para utilizar los populares tickets que se entregan a los escolares.

Esta medida se ha implementado ya en ciudades como Écija, Alcalá de Guadaira, Almería, Feria de Abril de Sevilla, Toledo, Murcia, Marbella, Alcalá de Henares, Talavera de la Reina, Algete, Zaragoza, San Sebastián de los Reyes, Lucena.

Cabe señalar que muchas personas con Asperger u otros trastornos del espectro autista, especialmente durante su infancia, padecen fenómenos de hipo e hipersensibilidad a los estímulos sensoriales, que se concretan en hiperacusia, misofonía y fonofobia, La hiperacusia es lo que comúnmente conocemos como la sensibilidad auditiva, es decir, la hipersensibilidad al ruido fuerte. La hiperacusia es una sensibilidad mayor que los demás al sonido, puede ser a unas frecuencias determinadas o al ruido ambiente y es un trastorno que, según diversos estudios, afecta a entre un 9 y un 15 por ciento de la población.

Otras dificultades que puede presentar quien tiene esta especial y concreta sensibilidad serían aturdirse con los ruidos fuertes o tener dificultades para concentrarse cuando los haya o confundirse con determinados tipos de iluminación.

Mari Huertas García ha explicado que la observación clínica y los testimonios de personas con autismo y/o Síndrome de Asperger sugieren que hay tres tipos de ruidos que son percibidos con extrema intensidad. La primera categoría son ruidos súbitos, inesperados, que un adulto con Síndrome de Asperger describió como “punzante”, como un perro ladrando, un teléfono sonando, alguien tosiendo o chasqueando el tapón de un bolígrafo. El segundo es un tono alto, un ruido continuo, particularmente el ruido de los pequeños motores eléctricos usados en cocinas, baños y equipos de jardín. La tercera categoría son sonidos desconcertantes, complejos o múltiples, como ocurre en grandes almacenes o el ruido de las reuniones sociales.