Home Ferias y Eventos Semana Santa Lorca en Semana Santa es un grandioso friso histórico viviente

Lorca en Semana Santa es un grandioso friso histórico viviente

Resumen del Viernes Santo El monumental Cortejo Bíblico Pasional del Viernes Santo corona unos desfiles espectaculares y únicos en toda España, que concluyen hoy con la procesión de Jesús Resucitado.

0
Compartir

INICIO PROCESION VIERNES SANTO PASO BLANCOEl cortejo del Viernes Santo, concebido como un gigantesco auto sacramental a modo de viviente y monumental friso histórico y testamentario, fue la culminación de las procesiones lorquinas, al margen de la que

se celebra hoy, Domingo de Resurrección, que pondrá el punto y final al ciclo pasional que comenzó el pasado Viernes de Dolores.

En la procesión del Viernes Santo concurrieron todas las cofradías,  a excepción del Resucitado que tiene su día grande en la jornada de hoy.

JUEVES SANTO 2015 NEF 120Encarnados, morados, azules, negros y blancos salieron un año más a la calle mostrando al numeroso público, que llenaba por completo las tribunas en la avenida Juan Carlos I de Lorca, sus mejores galas y su buen hacer.

Infanteria romana del Paso Morado

Desfilaron todos los grupos histórico-bíblicos que representan los principales hechos del Antiguo Testamento, la Historia Sagrada y los cortejos penitenciales correspondientes a la conmemoración del día en que Cristo murió en la Cruz.

Una vez más, resaltó la presencia de las veneradas imágenes titulares de los pasos azul y blanco en sus advocaciones de Dolorosa y Amargura cuyos estandartes, mantos y palios constituyen los primeros conjuntos textiles en España que han sido declarados Bienes de Interés Cultural, y cuyos bordados optan a ser declarados como patrimonio inmaterial de la humanidad.

La semana santa de Lorca fue declarada de Interés Turístico Internacional en febrero del año 2007. Actualmente se trabaja para que sus bordados sean declarados  Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Tras la recogida de banderas, se inició el Cortejo Bíblico Pasional de la Historia de la Salvación presidido por el Paso Blanco, que inició su recorrido en la capilla del Rosario. Durante más de tres horas pasaron ante los ojos de los miles de espectadores figuras a pie y a caballo, bigas, trigas, cuadrigas, carrozas alegóricas de reyes y emperadores, civilizaciones asirias, babilónicas, hebrea, romana, egipcias, dioses mitológicos y grupos sacados del Antiguo Testamento y del Historicismo.

El cortejo acercó los textos bíblicos al pueblo,  intentando hacer catequesis popular mediante el espectáculo. No faltaron, en todo momento, los vivas a uno y otro paso y el ondear de pañuelos con los colores blanco y azul.

La Avenida Juan Carlos I se llenó de pétalos al paso de las imágenes titulares de las dos mayoritarias cofradías; la Virgen de los Dolores, del Paso Azul y la Virgen de la Amargura, del Paso Blanco.

El desfile comenzó con la Archicofradía del Santísimo Cristo de la Sangre, Paso Encarnado, que sacó a la calle su bandera, estandarte de Nuestro Señor Jesús de la Penitencia y los tronos con las imágenes de la Virgen de la Soledad y el Cristo de la Sangre. A continuación desfiló el paso morado con su bandera, estandarte y el trono del Cristo del Perdón.

Dos partes diferenciadas
La procesión Azul estuvo formada por dos partes diferenciadas, la bíblico-histórica y la religiosa, cada una con su propia identidad, pero con un nexo de unión, el Triunfo del Cristianismo. El cortejo bíblico lo formaban el estandarte guión, los exploradores a la Tierra de Promisión, la infantería romana, bandera, Antioco IV, Epífanes, Ptolomeo IV, el grupo de etíopes, Moisés, Meiamén, las profetisas egipcias, el emperador Julio César, Cleopatra, la caballería egipcia, Marco Antonio, Nerón, las cuadrigas, el emperador Tiberio César, el triunfo del Cristianismo, la caballería de los dioses mitológicos y la carroza del Triunfo del Cristianismo, finalizando con la talla de la Virgen de los Dolores.

A continuación desfiló la Hermandad de la Curia, Paso Negro, con su estandarte guión y faroles, bandera y tercio de togas.

El Paso Blanco comenzó el desfile con el estandarte guión. A continuación desfilaron la caballería romana, infantería romana, Octavio César Augusto, Teodosio I, Flavio Valerio Constantino, Marco Licinio Liciniano, Marco Aurelio Valerio, el grupo de Santa Elena, la caballería imperial, el grupo de Nabucodonosor, las tribus de Israel, el grupo del rey Salomón, el grupo de la Reina de Saba, el cisma de las Tribus, la visión Apocalíptica de San Juan, los nazarenos, la carroza de la Visión de San Juan, la Salvación, el estandarte de la Santa Faz, el trono de la Verónica, el estandarte de la Oración en el Huerto, la bandera, estandarte de la Virgen de la Amargura, el trono con la citada imagen y los mayordomos de la misma.

El Paso Azul ha estrenado este año la Caballería de los Déboros de escolta a la profetisa Débora con seis nuevos trajes que han sido elaborados en los talleres del paso azul entre julio de 2015 y marzo de 2016,  en el que han participado 14 bordadoras. La cofradía ha estrenado también este año una bandera a la vez que se ha restaurado el manto de Mercurio de la caballería del Triunfo del Cristianismo.

Nuevo grupo para Santa Elena
El Paso Blanco, por su parte, estrenó el grupo de Santa Elena configurado por diez portaestandartes con la representación de la Cruz que precedían a la figura de Santa Elena, sentada en un espléndido sillón imperial llevado por 24 lecticiarios dirigidos por su capataz y flanqueado por cuatro portaplumeros que destacaban por la vistosidad de las plumas blancas de avestruz y faisán, completando el grupo siete músicos. El sillón imperial ha sido dorado con oro de 24 quilates y realizado en latón y bronce por la orfebrería cordobesa de Juan Angulo.

Una tradición que se recupera después de medio siglo
La gran novedad de los desfiles del Viernes Santo de este año ha sido la procesión del Santo Entierro durante la madrugada del Viernes al Sábado Santo, organizada por el Paso Azul.

El objetivo de la procesión que se recupera después de medio siglo es el de ofrecer una cita cargada de sentimiento y solemnidad como epílogo al Viernes Santo y preludio de la procesión del Domingo de Resurrección, que se celebra hoy.

Una vez que finalizó la participación de todas las cofradías en la procesión del Viernes Santo, comenzó la nueva procesión de carácter estrictamente religioso.

santoentierro - copiaEl estandarte guión de la hermandad, nazarenos, dalmáticas y mayordomos acompañaron durante la media noche a las imágenes del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y la Virgen de los Dolores en un marco de solemnidad y recogimiento.

El Paso Azul, durante los año 60 y 70 del siglo pasado, ya llevaba a cabo la procesión del Santo Entierro. Ahora ha querido recuperar la tradición adaptándola a los tiempos que corren.Cientos de personas participaron en la nueva procesión portando velas que incidieron en la solemnidad y mayor lucimiento del acto.

FUENTE: FRANCISCO GOMEZ – LAOPINIONDEMURCIA.ES