Home Semana Santa Paso Blanco Más de 4.000 hebreos participaron en la procesión del Domingo de Ramos.

Más de 4.000 hebreos participaron en la procesión del Domingo de Ramos.

0
Compartir

Más de 4.000 hebreos participaron en la procesión del Domingo de Ramos.

Multitudinaria manifestación de fervor de miles de lorquinos que participaron anoche en ‘la procesión de las palmas’, recorriendo las principales calles de la ciudad de Lorca representando al Pueblo Hebreo. La procesión fue presidida por la Hermandad de la Curia, el Paso Negro. A ella, como es tradicional, acudieron representaciones del resto de cofradías, siendo la más numerosa la del Paso Blanco.

Sobresalió la masiva aportación popular de los cofrades en el grupo de la ‘entrada de Jesús en Jerusalén’, conocido como el Pueblo Hebreo, que fue el primer grupo bíblico que se incorporó a la Semana Santa lorquina en 1855, que dio origen después a los desfiles bíblico–pasionales. En esa fecha comenzó a desfilar el grupo con sólo 30 personas y ahora lo integran alrededor de 4.000. Los participantes entonaron el Dios de Israel, escrita para el grupo por Enrique Pérez de Tudela con letra de Julio Mellado.

La procesión se inició en las inmediaciones de la Plaza de España y recorrió las calles Álamo, Lope Gisbert, Príncipe Alfonso, Óvalo de Santa Paula, avenida Juan Carlos I y Floridablanca.

Algunos de los momentos más emotivos fueron la formación del Pueblo Hebreo, la salida y entrada de la imagen de San Juan Evangelista desde la capilla del Rosario, así como la imagen y manto de la Virgen de la Soledad que partió desde la excolegiata de San Patricio después de seis años sin poder hacerlo como consecuencia de las obras que se han efectuado en el principal templo lorquino.

El Paso Azul puso en escena el Grupo del Faraón, formado por los personajes de origen egipcio integrados en el cortejo bíblico. Tras el estandarte guión, la procesión azul se inició con los exploradores a la tierra de promisión, cuyos orígenes se remontan a 1856. Le sucedió en el desfile Antíoco IV Epífanes sobre una viga de estilo egipcio del periodo tebano. Una vez más, cabalgaron ‘a pelo’ los etíopes, el grupo más espectacular de cuantos desfilan a caballo en la semana santa de Lorca.

También desfiló un grupo de infantería egipcia seguido de una corte de doncellas y guardias ataviados con trajes de época y plumeros multicolores. También marcharon los reyes David y Jacob acompañados de su séquito.

La Virgen de la Soledad, titular del Paso Negro y escoltada por mayordomos con toga cerraba la procesión. Resaltaba el manto de procesión que portaba la talla, obra realizada en terciopelo negro, bordado en oro y sedas.

RELACIONADAS:

PASO BLANCO – Historia