Inicio Actualidad Lorca El Alcalde solicita al Gobierno de España que respete en 2019 la...

El Alcalde solicita al Gobierno de España que respete en 2019 la bonificación del 50% del Impuesto de Bienes Inmuebles a los afectados por los terremotos

Se trata de una medida que ahorraría más de 7 millones de euros al colectivos de damnificados por los seísmos, beneficiando de forma directa a casi 44.000 ciudadanos.

0

El Alcalde solicita al Gobierno de España que respete en 2019 la bonificación del 50% del Impuesto de Bienes Inmuebles a los afectados por los terremotos.

El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, ha informado que va a solicitar al Gobierno de España, por un principio de justicia social y solidaridad con los afectados por los terremotos, que el próximo año 2019 se respete la bonificación del 50% en el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al colectivo de lorquinos perjudicados por los seísmos de 2011. Se trata de una medida que permitiría a los lorquinos un ahorro que supera los 7 millones de euros, beneficiando a casi 44.000 ciudadanos. Esta petición ya ha sido elevada a la Junta de Portavoces por parte del propio Alcalde, y será elevada a la próxima sesión plenaria del Ayuntamiento.

El Primer Edil ha explicado que las gestiones realizadas por el Ayuntamiento han logrado que los damnificados por los terremotos de 2011 se hayan ahorrado hasta el momento casi 72 millones de euros, disfrutando de 3 años de exención total del pago del impuesto y otros 5 (incluido el actual) en los que sólo se tiene que abonar la mitad del mismo. Cabe señalar, además, que el Ayuntamiento consiguió este año por primera vez que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado incluyera el mantenimiento de la bonificación del 50% del IBI.

Fulgencio Gil ha explicado esta bonificación del 50 por ciento de las cuotas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles correspondientes al ejercicio 2019 se aplicaría con los mismos requisitos establecidos para la exención regulada en este Impuesto en el artículo 12 del Real Decreto Ley 6/2011, de 13 de mayo, por el que se adoptaban medidas urgentes para reparar los daños causados por los movimientos sísmicos acaecidos el 11 de mayo de 2011 en nuestra ciudad. De acuerdo con lo previsto, la bonificación se aplica a la cuota resultante de aplicar.

La disminución de ingresos que lo establecido en esta disposición produzca en el Ayuntamiento de Lorca será compensada con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 9 del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo. En el caso de la bonificación en el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, se reclama una bonificación del 50% que se aplicaría a la cuota resultante, en su caso, el resto de bonificaciones legalmente previstas.

Fulgencio Gil ha manifestado que el Gobierno de España tiene que respetar esta bonificación ya que la Ciudad se encuentra aún en proceso de reconstrucción, restando todavía la reconstrucción o rehabilitación de varios inmuebles destruidos o dañados por el seísmo. Se da la circunstancia de que se han presentado múltiples solicitudes de prórroga de la ayuda de alquiler y hay familias lorquinas que no han logrado aún completar el proceso de reconstrucción y regresar a sus viviendas. Hemos de tener en cuenta que en la actualidad se sigue actuando de forma intensa en la remodelación urbanística de diversos barrios afectados en su día por los seísmos, así como en infraestructuras viarias y de comunicación esenciales para el municipio, con las interferencias que ello conlleva en el normal desenvolvimiento de la actividad económica, comercial y social.

Se trata de una medida excepcional en relación con los bienes inmuebles afectados que como se está demostrando en este año, contribuye de forma directa a la reactivación socio-económica de la zona afectada. Por ello se insta a elevar esta propuesta de inclusión en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2019, de los mismos beneficios fiscales concedidos a Lorca en los últimos ocho años en las Leyes de Presupuestos Generales del Estado desde el año 2011.

El Ayuntamiento ha conseguido que en los últimos ocho años los lorquinos afectados por los terremotos hayan estado exentos del pago de la cuota del IBI en los ejercicios 2011, 2012 y 2013 así como en la cuota del IAE y la cuota del IIVTNU (plusvalía) para los años 2014, 2015, 2016, 2017 y ha bonificado en un 50% la cuota del IBI para los años 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018 al amparo de lo dispuesto en el artículo 12 de RD-ley 6/2011 de 13 de mayo.

Todo ello en base a las motivaciones que inspiraron la aprobación de este último Real Decreto-ley en el que se fundamentaron los demás, y en el que indicada que la magnitud de esta catástrofe exige, desde el principio constitucional de solidaridad, una acción inmediata de los poderes públicos que lleve a cabo, en primer lugar, la adopción de diversas medidas paliativas y reparadoras que contribuyan al restablecimiento gradual de la normalidad.

El Alcalde solicita a la Dirección General del Catastro una bajada de los valores del IBI que conllevaría un ahorro de 621.000 euros y beneficiaría a todos los lorquinos.

El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, ha recordado que el Ayuntamiento ya ha solicitado a la Dirección General del Catastro una nueva bajada de los valores del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que lo sitúe dentro del valor medio de vivienda en el mercado. Se trata de una medida que sería efectiva para el próximo año y que supone un ahorro de 621.000 euros para los lorquinos.

Hemos de recordar que esta rebaja del IBI constituirá la segunda en apenas 3 años y se suma a la bonificación del 50% conseguida por el Consistorio Municipal para los afectados por los terremotos de 2011.

Artículo anteriorEl ayuntamiento adquiere dos nuevas máquinas fregadoras especiales para zonas peatonales.
Artículo siguienteProponen la celebración de un certamen de Cerveza Artesana para promocionar la producción local y ampliar la oferta turística de Lorca.