Inicio Propuestas para Lorca Al mercado muchos van, a ver y no a comprar. Jesús Pelegrín

Al mercado muchos van, a ver y no a comprar. Jesús Pelegrín

"para conseguir que los clientes y turistas nos visiten, deberíamos cambiar nuestra mentalidad de tendero de pueblo detrás del mostrador, por otra moderna de profesional del comercio y hosteleria, con una renovada imagen e ideas atractivas y principalmente con voluntad real de dar servicio ejemplar". Sin unión no habrá fuerza...

0

Al mercado muchos van, a ver y no a comprar.

En el año 2015 publiqué esta opinión sobre la forma de acoger la novedosa campaña Black Friday por el comercio clásico del centro de Lorca, donde incluía ciertos consejos que he visto que han funcionado en otras ciudades y que os invito a leer.

Bienvenido Mr Black Friday por Jesús Pelegrín

Posteriormente en recientes ediciones de la criticada campaña de ventas americana, los comerciantes locales realizaron acciones de venta que fueron apoyadas desde el Consistorio, donde pareció que “se unieron” para intentar aprovechar la campaña de ventas, sacando sus productos a la calle, realizando ofertas atractivas que hicieron que las calles se animaran, con acciones de ocio y animación callejera que hicieron que relativamente aumentaran las ventas y se mostraran satisfechos. Algunos se dieron cuenta entonces que haciendo cambios de imagen, innovando en sus productos y bajando los precios incluso al 50% durante más días al año y no solo en las rebajas, conseguían ver su tienda de nuevo con movimiento de clientes y empezaban a sacar producto que hacía años que tenían en los cajones, quizás no era el negocio del siglo pero les permitió hacer CASH, cubrir gastos y reactivar su clientela, renovando el viejo stock y principalmente el ánimo.

Lorquinos de las mesnadas pasan la noche en el castillo.
En este 2018, la citada campaña americana, vuelve el 23 de noviembre, día de San Clemente y no exenta de quejas y críticas por parte de los trabajadores y de empresarios del pequeño comercio, pues al coincidir este año con la fiesta del patrón, y haber sido anunciado al Consistorio y otros entes oficiales, por parte de las empresas con importantes intereses comerciales en nuestra ciudad, y como así permite la ley de comercio regional y su convenio colectivo en el capítulo III Artículo 7º, su interés para que ese día sea aperturable por coincidir con el Black Friday, permutándolo por otro festivo con menos interés para los citados comercios, siendo ésta una fecha y campaña comercial, en la que según han anunciado tienen puesta su esperanza para salvar una campaña de ventas muy floja.

La fiesta de San Clemente era una fiesta tradicional en la que los lorquinos subían al castillo y era una fiesta multitudinaria hace décadas, donde jóvenes y adultos pasaban ese día en el monte alrededor de la fortaleza, comiendo, bebiendo y disfrutando de su fiesta año tras año, pero las cosas cambiaron con la aparición de los primeros centros comerciales en la capital a finales de los setenta, hecho que invitó a que muchísimos lorquinos “emigraran a Murcia” a realizar sus compras y comer fuera ese día del Patrón, que se hizo famoso y muy rentable para  comercios como el Corte Inglés, donde felicitaban ese día a los lorquinos que les visitaban, cosa que incluso nos hacía gracia, sin darnos cuenta que empezábamos a escribir el epitafio de nuestro comercio local.

Un epitafio donde podíamos leer que la culpa sería de todos los clientes y sobre todo de algunos de los empresarios que se excusaron dirigiendo sus culpas hacia algún concejal y el propio Alcalde de entonces, ocurriendo hoy día algo parecido, pero sin llegar a analizar de forma objetiva y realista que la causa no era  solamente la falta de aparcamiento, de bus, de arreglo del casco histórico que también, sino otra muy importante como ha sido la evolución natural del comercio y el cambio de nuestros hábitos como clientes que ha motivado que  paulatinamente nos hemos ido a buscar fuera lo que no nos ofrecían los establecimientos de aquí, por distintos motivos, ya fuera la falta de tallas, de marcas, de modelos, por precios caros o sencillamente por dejar de ver la cara de alpargate al tendero de turno, que sin lugar a dudas no tuvo la capacidad de visualizar lo que tenía que llegar y aprender la habilidad para adaptar sus negocios a esos nuevos requerimientos que los clientes les íbamos a demandar.

“Ni ausente sin culpa ni presente sin disculpa.”

 

Resultado de imagen de corte ingles murcia
El Corte Inglés en Murcia 1973.

Con esos primeros centros comerciales en Murcia capital en los inicios de los setenta, el comercio regional empezaba a jugar en otra liga distinta que ya jugaban otras grandes capitales, subiendo de preferente a segunda división B, y donde ya podíamos hacer competencia a otros centros comerciales consolidados de la provincia de Alicante. Esa liga primitiva empezó a convertirse en una Champion League (“que mal me suena esto”), con la llegada de las últimas grandes zonas comerciales a las afueras de Murcia, Thader, Nueva Condomina, Tiro, Noria, y otras de los alrededores que incluyen grandes marcas deportivas, de ferreteria, alimentación etc.

Resultado de imagen de nueva condomina aereo
El centro comercial Nueva Condomina abrió sus puertas el 19 de septiembre de 2006, inaugurado por el entonces presidente de Murcia Ramón Luis Valcarcel. Tiene más de 165.000 m2 de superficie comercial (solo el centro comercial y con un total de 202 tiendas). Es el centro comercial más grande de todo el arco Mediterráneo. El centro comercial Nueva Condomina cuenta con gran variedad de tiendas, un cine con 15 salas, tiendas exteriores y establecimientos de hostelería.

Esta grandísima inversión que no salió muy bien a algunas grandes marcas que finalmente renunciaron como Eroski y perdieron mucho dinero, pero si a otras que se consolidaron, sirvió de acicate y tuvo que ser a la fuerza un empujón y revulsivo para el comercio local de toda la vida del casco urbano de la capital y también para sus políticos, que supieron reaccionar ante la grandísima competencia que se les venía encima realizando renovaciones, campañas, ofertas, que ocasionaron que unos murieran en el intento para que otros muchos nacieran con mejores ideas y se consolidaran con fórmulas renovadas de venta que por lo visto en la evolución de los comercios que vemos actualmente, ha sido un relativo éxito, consiguiendo que miles de clientes tanto residentes como visitantes, sigan acudiendo a comprar, a cenar o tomar copas por las calles de siempre, Zona Platería, Plaza de las Flores, Santo Domingo, Plaza Romea, y otras muchas nuevas ubicaciones.

Plaza de Santo Domingo en Murcia

Pero claro en Murcia dicen que hay muchísima gente y aunque se repartan mucho, se nota el ambiente por todos sitios, cosa que en nuestro aún pueblo no ocurre por igual, porque falta la matería prima que son precisamente ESOS CLIENTES. Esos que ahora son más exigentes y solo acuden si se les ofrece un trato exquisito, un producto innovador y a un buen precio, porque sino es así siempre lo encuentran en los grandes centros y en la nueva amenaza para unos o revulsivo para otros como es el WWW.

Obras de los nuevos cines Don Diego en Centro Comercial San Diego 1992.

En Lorca empezó a jugarse el partidillo en una liga inferior y campo de tierra, cuando se implantó el centro comercial San Diego, centro que gozó de muchísimo éxito en su inicio y hasta hace pocos años cuando se implantó la nueva área comercial de Almenara, que consiguió desplazar servicios de ocio básicos como los CINES DON DIEGO y otros que desplazaron mucho público a la nueva ubicación, que si bien no tuvo un inicio idílico por el error de diseño de sus promotores, es ahora con los nuevos dueños (unos americanos y otros de Bilbao y que merecidamente bajo mi punto de vista han recibido este año el premio a la promoción empresarial otorgado por la Cámara de Comercio, que por cierto está siendo criticado por otros comerciantes que quizás no se han detenido a pensar que ese centro no es más que la unión de muchos comerciantes de fuera y de aquí que intentan juntos hacer funcionar su forma de ganarse la vida a un nivel que quizás sería bueno imitar por parte de los pequeños si fueran capaces de unirse alguna vez), unos inversores que se arriesgan realizando una nueva gran inversión de millones de euros en su centro, arreglando los aparcamientos, cubriendo los techos de las calles, embelleciendo los jardines, las calles y principalmente atrayendo nuevas firmas de gran tirón como van a ser DECATHLON, BRICODEPOT, entre otras, y me parece que con esta inversión se están llevando el gato al agua, porque es precisamente ahora cuando están consiguiendo que LORCA, también pueda jugar en esa gran liga comercial a nivel inter-regional, pudiendo hacer la competencia a centros de Almería,, Alicante y también a Murcia  entre otras áreas comerciales, atrayendo a Lorca a miles y miles de clientes que ahora no vienen a visitarnos y contribuyendo con sus compras aquí a crear muchos puestos de empleo y riqueza para el municipio y si digo riqueza porque si somos espabilados modernizando nuestro casco histórico, nuestros comercios del centro, nuestra hostelería, etc., muchísimos de esos clientes y turistas que ahora no se acercan al centro, podrán mostrar interés porque le ofrezcamos algo bueno que conocer con las campañas de marketing que sean necesarias para que así ocurra.

El centro comercial San Diego se inauguró en 1992 siendo alcalde Jose Antonio Gallego PSOE, que también modificó la situación del mercado semanal y la feria en el Huerto de la Rueda, cambios que varios comerciantes del centro criticaron en su momento por desplazar los clientes a nuevas ubicaciones que ocasionaron bajadas de ingresos en las calles más céntricas de la ciudad..
RENOVARSE O MORIR EN EL INTENTO…

Esta clarísimo que si los euros se empiezan ahora a gastar más en Lorca, por las miles de personas de la comarca del Guadalentin que vienen al Parque Almenara, debería ser motivo de optimismo y no lo contrario, pues siendo espabilados podría ser un punto de inicio para que algo cambie también en el centro de la ciudad, ya que lo realmente complicado siempre ha sido atraer la atención de esos turistas y miles de clientes que vendrán a visitar los museos, monumentos, calles peatonales una vez arreglados y a consumir en nuestros restaurante y gastar en nuestros comercios que sean capaces de renovarse a la vez que lo hacen las infraestructuras, toda esta sinergia debería generar riqueza y empleo en el centro de la ciudad, y por ende también aumentarían los ingresos por impuestos para nuestro Ayuntamiento, que a su vez podría reinvertirlos en mejorar las calles y zonas más necesitadas y esa es precisamente la otra cara de la moneda que aún queda por solucionar….

Antigua confiteria Cuatro Cantones en calle Corredera

Esa otra cara del pequeño comercio de siempre, la de las tiendas del casco urbano e histórico que por distintas problemáticas ocasionados tanto por la crisis natural que padecen estos comercios, que ven muy difícil competir contra las ofertas de los grandes, y la crisis agravada por la sacudida recibida tras las graves tragedias sufridas en 2011, hacen que aún no hayan podido recuperarse y reaccionar como si realizaron hace muchos años los comerciantes y hosteleros de la capital. Siempre teniendo en cuenta que no es comparable la población circulante de una capital como Murcia con el público que pueda acudir a nuestro centro, y más sabiendo de las dificultades que encuentran en cuanto a circulación de tráfico como de aparcamiento y servicios de transporte público que también en la capital funciona bastante mejor.

Hay varios objetivos que desde el Ayuntamiento y las asociaciones de comerciantes se deben marcar y planificar con un exquisito consenso entre todos ellos, si realmente quieren conseguir que el comercio de siempre pueda evolucionar y modernizarse, que conste que son metas muy difíciles de conseguir y visto el estado actual, no se han materializado con los distintos gobiernos desde hace tres décadas, a pesar de los esfuerzos de todos ellos y el enorme gasto realizado, por lo tanto no es motivo para que ningún político lo utilice como arma electoral, como veo casi semanalmente que hacen y sí para que trabajen juntos tanto gobierno como oposición y otros grupos sociales para conseguir captar las buenas ideas y los fondos que necesitamos para “OBRAR EL MILAGRO”.

Unión de comerciantes en los años 90.

LA UNION DA LA FUERZA – Es prioritaria la unión entre todos los comerciantes lorquinos, bajo una única marca comercial a modo de centro comercial abierto en toda la ciudad, aprovechamiento de las más modernas tecnologías en forma de facilidad pago, fidelización de clientes mediante tarjetas o móvil como hacen las grandes franquicias y venta online con servicio a domicilio y facilidades de devolución sin pegas y sin vales que caducan,  también con el apoyo sin fisuras del Consistorio y hablo del pleno al completo,  invirtiendo el máximo posible en agilizar la renovación de las calles peatonales del casco histórico y su repoblación con familias jóvenes que empiecen a consumir a diario en comercios de cercanía, con aportación de ayudas para incentivar la creación de nuevos negocios, con nuevas campañas regionales de captación de clientes para todos, también en la creación de nuevas y cómodas zonas de parking tanto subterráneas como en altura para clientes que los clientes consuman más en el centro, mejorar radicalmente el transporte público, mejorar aún más la limpieza de nuestras calles, embellecer aún más nuestras calles creando nuevas zonas verdes y de paseo, nuevas plazas con servicios de hostelería que sean un ejemplo de trato exquisito a sus clientes, con precios atractivos y productos inimitables, permitiendo mayor amplitud de horarios y que los turistas que nos visitan a disfrutar de nuestra ZONA MONUMENTAL.

Calle Selgas o calle de las tiendas en los años sesenta, tiendas que se desplazaron principalmente a la calle Corredera tras la implantación de nuevos comercios como Montoya y los principales bancos, bares y servicios diversos a finales de los sesenta.

Si desde luego debemos comprender que realmente tenemos en nuestra Lorca una valiosa joya monumental que aún no estamos explotando y que puede ser la envidia de muchas afamadas y muy visitadas ciudades españolas, tanto por nuestro casco histórico, sus calles y nuestra cantidad de edificaciones históricas renovadas tras los terremotos como las que resta por restaurar, también por la variedad de personajes célebres históricos y modernos que podrían ser protagonistas de nuevos museos y monumentos visitables y por nuestros eventos más importantes como nuestra SEMANA SANTA, nuestra FERIA de siempre y las nuevas de negocios dentro de IFELOR con nuevos congresos que podremos organizar cuando el centro y auditorio estén terminados, con la nueva plaza de toros con centro cultural, comercial y de ocio continuo, son ingredientes que deberían servir como escaparate principal para que LORCA empiece a ser visitada con mayor volumen continuado durante todo el año y de esta forma hacer florecer realmente el comercio y el negocio hostelero tanto diurno como nocturno, en el centro urbano, con mas hoteles con encanto en casas señoriales, con apartamentos turísticos como alquilamos cuando visitamos otras grandes ciudades, con restaurantes inimitables en calles peatonales del casco histórico y dentro de las más nobles viviendas del barroco y renacimiento, con multitud de nuevos eventos culturales, de ocio, mercadillos como los que se organizan en ocasiones como el medieval, mercados semanales en ubicaciones como la Plaza de España, mercados artesanos, rastros, así como con tantas otras propuestas que podemos copiar e importar de toda España y que aún no hacemos porque no las conocemos.

Mercadillo medieval y artesanal organizado en la Plaza de España en las fiestas de San Clemente 2017.

Y el detalle con el que quiero terminar y resumir esta publicación, es que para conseguir que los clientes y turistas nos visiten, deberíamos cambiar nuestra mentalidad de tendero de pueblo detrás del mostrador, por otra moderna de profesional del comercio y hostelería, con una renovada imagen e ideas atractivas y principalmente con voluntad real de dar servicio ejemplar. Teniendo muy claro que Sin unión no habrá fuerza… y dándonos cuenta que en las más importantes ciudades donde acuden miles de turistas en sus fechas más señaladas, realizan rotación de negocios y unos cierran y otros no, por lo que CASI NUNCA se quedan con falta de servicios de museos diversos, visitas monumentales, restauración, de tiendas, comercios, hoteles, ocio, bares y pubs, como si que ocurre desde hace mucho en nuestra ciudad y hablo de fechas señaladas en las que no es posible encontrar mesa para comer, tanto por la escasez de negocios hosteleros como por estar cerrados en festividades como la del patrón, en algunos de los festivos de Semana Santa y otras fechas festivas de los meses turísticos por excelencia como son JULIO Y AGOSTO, meses cuando más turistas viajan, y que en Lorca encontramos casi todo cerrado por descanso del personal, por lo que si queremos dar un salto cualitativo en nuestro nivel competitivo deberemos incluir dentro de los puntos importantes a planificar y consensuar entre todos, las fechas de apertura y los servicios que debemos ofrecer a los actuales y futuros turistas, teniendo claro que el aumento de horario deberá provocar un aumento obligatorio de las plantillas para realizar los turnos necesarios, tanto para ofrecer un servicio de calidad sin abusos al personal que suelen darse como conocemos por las distintas criticas tanto públicas en redes como privadas en las tertulias entre amigos y que los trabajadores puedan conciliar su vida laboral con la familiar.

Abogo desde aquí por modificar las leyes del comercio local y regional previo consenso general, para regular correctamente para todos, incluidos los chinos, los horarios y festivos y si por consenso el día del Patrón San Clemente se acuerda que todo esté cerrado, como ocurre en el día del Pilar en Zaragoza o el día del Bando de la Huerta en Murcia, pues que todos lo cumplan y si se decide que es importante que se abran las puertas de las tiendas, pues que se busquen permutas de días que compensen y beneficien a todas las partes que hayan aportado sus propuestas , que deberían negociar y cumplirlas una vez acordadas, para que así, tanto autónomos, como empresarios y empleados puedan disfrutar y conciliar su vida familiar con la laboral.

Los clientes podemos ir a comprar un día u otro y puesto que días para salir a comprar hay más que longaniza, sino se compra ese viernes negro 23 de noviembre, pues podrá ser el sábado negro 24 o el domingo oscuro 25, pero debiendo estar todos de acuerdo y siendo conscientes de que las importantes ventas que se pueden conseguir de los clientes de fuera de Lorca, que SI o SI van a salir ese día en busca de gangas, fruto de la importantísima campaña de marketing mundial, se perderán aquí porque ellos acudirán a otra zona comercial abierta y nos los volveremos a encontrar en esos otros centros porque seremos nosotros los que sigamos emigrando.

Ustedes deberán elegir si abren el mercado y nosotros los clientes si vemos o compramos,…

 

RELACIONADAS

CON LA VIEJA COMISARIA – TOCA HACER CAJA Y CREAR RIQUEZA

Bienvenido Mr Black Friday por Jesús Pelegrín

Propuesta de renovación del Casco Histórico y del comercio local mediante Crowfunding y Mecenazgo.

¿Mamá que hacemos esta nochevieja en Lorca?