Inicio Cosas de Lorca Empresas y Negocios El Ayuntamiento de Lorca resucita Suvilor, la empresa pública de suelo y...

El Ayuntamiento de Lorca resucita Suvilor, la empresa pública de suelo y vivienda

Tras nueve años en fase de liquidación, la impulsa de nuevo para construir pisos para jóvenes y en unos días compondrá su consejo de administración

0

El Ayuntamiento de Lorca resucita Suvilor, la empresa pública de suelo y vivienda.

El Ayuntamiento ha resucitado la empresa municipal Suelo y Vivienda de Lorca SA (Suvilor) nueve años después de iniciar su proceso de liquidación. Ahora la sociedad pública «está saneada al 100%. La deuda es cero», confirmó a LA VERDAD el concejal de Patrimonio, Isidro Abellán. Su reactivación, impulsada por el equipo de gobierno del PSOE y Cs, permitirá poner en marcha proyectos para la construcción de viviendas para jóvenes en el casco histórico.

La Junta de Gobierno local ha autorizado ya una transferencia de capital a Suvilor por valor de 48.000 euros para hacer frente a los últimos pagos pendientes por parte de la sociedad pública, explicó Abellán, y esta inyección económica permitirá que «en unas semanas» se ponga en marcha el engranaje burocrático que la facultará de nuevo para promover proyectos inmobiliarios a medio plazo. «Convocaremos una junta general que deberá confirmar el final de la liquidación y la puesta en marcha del nuevo proyecto y en ese mismo acto será designado el nuevo consejo de administración» de Suvilor, compuesto por entre cinco y nueve miembros, y en el que estarán representados todos los grupos municipales. También se nombrará un gerente que deberá tener un perfil profesional, confirmó el edil. La estructura de la sociedad pública será similar a la de la empresa municipal Limusa.

FuenteFUENTE LA VERDAD
Artículo anterior50 trabajadoras lorquinas de los servicios de ayuda a domicilio y dependencia pierden su empleo por la pésima gestión de Diego José Mateos
Artículo siguienteLORCA, UN MISMO PERFIL URBANO A LO LARGO DE MILENIOS QUE HA CAMBIADO EN LOS ÚLTIMOS DECENIOS.