Ya se puede comer pasta sin sentirse culpable por la cantidad de carbohidratos y grasas que pueda contener. La pasta no engorda y, es más, puede reducir la probabilidad de padecer obesidad.

Este martes se presentaba la noticia que lleva años preocupando a los fieles seguidores de las dietas. Se han realizado varios estudios en los que, con la presencia de personas sometidas al experimento se ha llegado a esta conclusión.

Nature Publishing Group, una publicación sobre noticias de impacto científico, e INHES (Italian Nutrition & Health Survey) han hecho partícipes a 14.4012 personas mayores de 35 años en la población de Molise (Italia) y a 8.964 mayores de 18 años en el resto del país. Los resultados determinan que el consumo de pasta mejora la dieta mediterránea y disminuye el nivel de sobrepeso y las posibilidades de padecer obesidad.

Siempre se había asociado negativamente este alimento al Índice de Masa Corporal, tras estos estudios, Neuromed (Instituto Neurológico Mediterráneo), ha compartido un comunicado en su perfil de Facebook en el que asegura que, los laboratorios de este instituto han comprobado que las personas que consumen pasta a diario y de forma moderada (50 gramos), tienden a estar más en forma que aquellas que las desechan de su dieta.

Artículo anteriorDecretan prision provisional para el presunto autor de la muerte del joven ecuatoriano y medidas cautelares para los demás
Artículo siguienteLa Felicidad, vital para el equilibrio emocional y nuestro peso ideal